Inicio Negocios Aún hay dinero para pequeñas empresas de minorías 

Aún hay dinero para pequeñas empresas de minorías 

151
Compartir

En un comunicado, el Departamento de Comercio y Oportunidades Económicas de Illinois (DCEO) explicó que desde su lanzamiento a la fecha el programa BIG otorgó más de 4,000 subvenciones a pequeñas empresas. Sin embargo, aún quedan recursos, por lo que busca correr la voz entre negocios latinos y minoritarios que enfrentan pérdidas por COVID-19.

En asociación con la Coalición de Empresarios Inmigrantes de Illinois y el Proyecto Resurrección, DCEO está solicitando a más pequeñas empresas pertenecientes a minorías que se acerquen al programa BIG, el cual inició con $ 636 millones en apoyo a dueños de negocios que necesitan reabrir y operar de manera segura.

Las subvenciones oscilan entre $ 5,000 y $ 150,000 por empresa y los fondos pueden usarse para ayudar a las empresas con los gastos de capital de trabajo, incluidos el pago de nómina, alquiler, servicios públicos, y otros costos operativos. El beneficio está dirigido a emprendedores de todas las comunidades sin importar su estado migratorio, con fondos que pueden utilizar al pago de nómina y otros costos operativos.

De las 4,000 subvenciones otorgadas por un total de $95 millones casi la mitad se han destinado a empresas propiedad de minorías en 469 comunidades en todo el estado, el 10% de ellas  de latinos. La segunda ronda de fondos se centra en industrias muy dañadas, áreas desproporcionadamente afectadas, comunidades del centro del estado, negocios prioritarios, y agricultura.

El estado y sus organizaciones asociadas cumplen con un marco de equidad para garantizar que las empresas puedan beneficiarse en todo el territorio estatal. Casi la mitad de las subvenciones de BIG se han dirigido a las áreas impactadas en mayor medida, las que sufren un mayor número de casos y experimentan dificultades económicas subyacentes.

Desde marzo, el DCEO ha manejado $ 1 mil millones en oportunidades de financiamiento a través de varios programas, de los cuales considera a BIG la herramienta más central y poderosa para que las empresas obtengan fondos rápidamente. Por ello, ante una segunda ola de crisis sanitaria se recurrió a este esquema para garantizar el apoyo a negocios de minorías, precisó DCEO.