Planea tus finanzas y evita problemas matrimoniales

Facebook
Twitter
LinkedIn

Las parejas que establecen una relación sana con el dinero antes de casarse pueden reducir las probabilidades de que los desacuerdos financieros, uno de los principales temas de discusión matrimonial, se conviertan en el problema central después de la boda, dice un reporte de Bankrate.

La empresa consultora en finanzas considera que hablar de dinero debería ser una parte habitual de una relación antes y después del matrimonio y la mejor manera de evitar conflictos, lo que incluye la creación de un plan financiero.

De acuerdo con una encuesta que cita Bankrate, las parejas que toman decisiones monetarias de común acuerdo tienen más confianza en su futuro financiero, y el 84 por ciento de ellas no considera el dinero como su mayor desafío en la relación.

Los temas financieros más difíciles de discutir entre las parejas de todas las generaciones, precisa el informe, son la cantidad de ahorros necesarios para jubilarse, seguido de la edad de jubilación, la gestión de la deuda, la planificación testamentaria y patrimonial, así como las carreras profesionales.

El reporte recomienda escribir una lista de preguntas para discutir en una “cita de dinero” antes de la boda, comprometerse a hablar sobre el tema con regularidad, y establecer un plan financiero, el cual sólo funcionará si se fijan objetivos y se realiza un seguimiento del progreso a lo largo del tiempo.

“Las consecuencias de no ser honesto sobre su situación financiera antes del matrimonio varían desde sentimientos de decepción y pérdida de confianza hasta el divorcio, dijo Rahkim Sabree, asesor financiero. “Provoca conductas deshonestas o controladoras y un trauma financiero en algunos casos”.

El análisis advierte que el clima financiero puede transformarse en un abrir y cerrar de ojos, por lo que es necesario adaptar y reelaborar el plan. Los objetivos y circunstancias cambian, como una pérdida repentina del empleo o un gasto inesperado que modifica plazos para el pago de deudas, ahorros o compras.

Bankrate afirma que no se necesita un sofisticado software para la elaboración de un presupuesto. Sugiere como modelo sencillo la regla 50/30/20: El 50% de lo que lleva a casa es para necesidades básicas; el 30% para su estilo de vida, que incluye gustos y vacaciones; y el 20% se aplica al ahorro.

Crear un plan financiero para su matrimonio puede ser complejo al tratar de superar las diferencias con el dinero y encontrar un terreno común para construir como pareja una base de riqueza. Pero, “un matrimonio no es solo una relación romántica sino también financiera”, advierte el reporte.

Lograr un matrimonio basado en la confianza debe incluir una conversación sincera de dinero, sobre la verdad de sus ingresos, ahorros, historial crediticio y deudas. Otros temas, como una acuerdo prenupcial, cuentas bancarias conjuntas o separadas, y la seguridad financiera si alguno de los dos fallece.

“Con un plan en marcha, pueden construir su futuro financiero juntos y disfrutar de más paz conyugal y financiera mucho después de que se desvanezca el romántico eco de las campanas de boda”, concluye Bankrate.

Flavia Rodríguez 

Edición Digital

Edición Digital

Últimas Noticias