Universidades públicas de Illinois piden hasta $657 millones del presupuesto estatal

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Algunas universidades anunciaron que congelarían la matrícula si no reciben los recursos para el año fiscal que comienza en julio.

Chicago (HINA) O se buscan más de 650 millones de dólares o la matrícula para las universidades públicas podrían congelarse.

Funcionarios de tres de las universidades públicas del estado se presentaron ante un comité del Senado recientemente para detallar sus solicitudes de financiamiento, incluido un aumento de dos dígitos.

Representantes de la Universidad del Este de Illinois, Governors State University y la Universidad de Illinois presentaron solicitudes al Comité de Asignaciones del Senado II el miércoles.

El sistema de la Universidad de Illinois, que anunció que interrumpiría una congelación de matrícula de un año este otoño, solicitó un total de $657 millones en el año fiscal que comienza en julio, un aumento de más del 12 por ciento en los fondos estatales del año actual, sin incluir una solicitud de $303 millones para gastos de proyectos de capital.

«Diferimos las actualizaciones durante el impasse presupuestario, tuvimos que hacerlo», dijo el presidente de la U de I, Timothy Killeen, sobre los pasos que tomó el sistema en los últimos años.

La presidenta de Governors State University, Elaine Maiman, no asistió. Un informe de investigación encontró que la universidad había seguido pagando a 33 personas después de que fueron despedidas o ya no continuaron sirviendo en la universidad, pagando más de $1.5 millones.

De todos modos, los representantes de GSU pidieron un aumento del 10 por ciento en los fondos estatales. También solicitaron $32 millones en dólares de impuestos estatales para infraestructura más allá de lo que la universidad recibirá del programa de infraestructura Rebuild Illinois.

«Solicitamos respetuosamente un aumento del 10 por ciento en las asignaciones por un total de $25.5 millones», dijo la Fideicomisaria Angela Sebastian Hickey.

Los senadores, molestos por la ausencia de Maiman, cuestionaron por qué la universidad pediría mucho más y qué estaban haciendo los funcionarios escolares para controlar los costos ante la caída de la matrícula.

Los funcionarios de la Universidad del Este de Illinois, promocionando el uso más eficiente de la matrícula y el dinero de los impuestos de cualquier universidad pública, pidieron $43.5 millones para el próximo año fiscal, un aumento del 6.6 por ciento respecto al año en curso, más de lo que propuso el gobernador J.B. Pritzker.

Funcionarios de las tres universidades dijeron que todavía estaban lidiando con la escasez de presupuesto y los retrasos en el mantenimiento diferido incurridos durante el impasse presupuestario.

 

Edición Digital

Edición digital
anuncio2

Últimas Noticias