Sigue escasez en mercado de marihuana recreativa

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

A punto de concluir el segundo mes del año y la escasez de productos en el mercado de marihuana recreativa de Illinois continúa, aumenta el número de tiendas pero no todas funcionan y algunas pelean por contar con un espacio para el consumo inmediato.

La semana pasada se aprobaron dos nuevos dispensarios para venta de la hierba recreativa: Mindful en Addison y Nature’s Care en Rolling Meadows, que para abrir tendrán que lidiar con la escasez de marihuana. Con estas nuevas licencias suman 48 tiendas bajo la categoría de “mismo sitio” de las 55 previstas en la ley, más dos como segundo sitio en lugar diferente.

Las autoridades han advertido que ante la escasez tienen prioridad los usuarios de marihuana medicinal y extendieron el horario de ventas médicas, mientras que algunos dispensarios han establecido límites de compra para el cannabis con fines de entretenimiento o también ofrecen ventas recreativas solo en ciertos días.

El producto más difícil de encontrar es la flor, los cogollos secos de marihuana que se pueden fumar, que algunas tiendas no venden en absoluto a clientes recreativos. Mientras tanto, los pacientes médicos se han quejado de que los dispensarios no tienen suficientes productos en stock para ellos, como lo exige la ley.

Las dos nuevas tiendas forman parte de la Décima Ronda de Licencias para el uso de cannabis en el “mismo sitio” realizada por el Departamento de Regulación Financiera y Profesional de Illinois. En Mayo iniciará la autorización de 75 nuevas tiendas en la categoría de “equidad social”.

En tanto, en Chicago funcionan diferentes tipos de tour de marihuana para hacer del consumo de la hierba un evento social y no en solitario. Por ejemplo, en la Torre de Agua se aborda un autobús de fiesta que lleva a sus clientes a una residencia privada del West Loop, donde puedes fumar en grupo y regresar al punto de partida, de acuerdo con reportes de prensa.

Otra empresa competidora de Chicago, Paint and Puff Class, también ofrece recorridos, así como lecciones de pintura en las que los clientes pueden traer su propia marihuana para fumar y explorar su musa artística. La escasez del producto frena este negocio, debido al cierre o limitación en la venta en los dispensarios, que impiden incluirlos en los recorridos.

Si bien los recorridos en autobús por marihuana no están específicamente regulados, los salones para fumadores sí.

Sin embargo, solo una tienda de cannabis en Springfield tiene licencia para operar un área de consumo, ningún otro dispensario o tienda de tabaco ha sido aprobado a la fecha.

Al respecto la alcaldesa de Chicago, Lori Lightfoot, ha manifestado su preocupación por los autobuses de marihuana, por lo que propuso nuevas leyes para abordar el problema y ofrecer a los consumidores un lugar público seguro para su consumo.

Edición Digital

Edición digital
anuncio1
anuncio 3

Últimas Noticias