Inicio El Chicago Hispano Se multiplican las quejas por aumentos de precios

Se multiplican las quejas por aumentos de precios

163
Compartir

Los consumidores de Illinois han presentado más de 700 quejas de aumento de precios acusando a las tiendas de aumentar los precios de los artículos para el hogar durante la prisa de las comunidades por abastecerse debido al nuevo coronavirus.

Chicago registro 175 quejas de aumento de precios entre el 1 de marzo y el lunes 23, acusando a las tiendas de aumentar los precios a medida que los compradores intentan abastecerse debido al nuevo coronavirus, y el estado recibió otras 526 quejas durante el mismo período. El año pasado, solo hubo dos en la ciudad.

La mayoría de las quejas presentadas ante la ciudad involucraron papel higiénico y desinfectante para manos, pero algunas también mencionaron aumentos de precios en productos de alimentos y bebidas, dijo Isaac Reichman, portavoz del Departamento de Asuntos Comerciales y Protección al Consumidor del municipio.

“Si bien puede ser aceptable una escalada de precios razonable debido al aumento de la demanda o la disminución de la oferta, no se tolerará la extorsión de precios atroz, particularmente para artículos esenciales“, aseguró en un comunicado. La agencia también advierte a los consumidores que estén al tanto de la publicidad falsa relacionada con COVID-19, como las afirmaciones de que un producto puede curar la enfermedad.

 

Los investigadores estatales, que trabajan desde su casa debido al coronavirus, están realizando entrevistas telefónicas con los consumidores que presentan quejas de aumento de precios en la oficina del Fiscal General de Illinois, dijo Tori Joseph, una portavoz de esa agencia. La quejas son en su mayoría sobre el precio de los suministros médicos esenciales, incluidos los equipos de protección y otros productos como papel higiénico y alimentos.

“Estamos contactando a las empresas directamente, algunas dicen que solo han aumentado los precios en respuesta a los precios de los proveedores. Solicitamos información sobre proveedores para poder hacer un seguimiento con esas entidades. No hemos tomado ninguna medida de cumplimiento hasta la fecha”, explicó en un comunicado.

Los investigadores estatales también están monitoreando productos en sitios web como Amazon, eBay y Facebook, y el departamento se está comunicando con compañías con respecto a anuncios u ofertas que pueden ser engañosas. Se alienta a los consumidores a llamar al 311 para reportar casos, que pueden ser sujetos a multas de hasta $ 10,000. NN