701 Main Street, Suite 200A Evanston, IL

Se extiende programa federal de cajas de alimentos 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Se extendió hasta abril el programa federal que proporciona cajas de alimentos frescos a organizaciones benéficas para atender a personas hambrientas durante la pandemia de coronavirus, con la compra a agricultores de $1.5 mil millones en comestibles, informó el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA).

El financiamiento de este programa se incluyó en el paquete de ayuda federal por Covid-19, que se convirtió en ley el mes pasado, con lo que se extiende el apoyo a las familias mientras se recupera la economía del país y el desempleo sigue siendo alto, indicó la agencia.

El programa inició en mayo del año pasado y se incluyó en la legislación de la primera ayuda federal por emergencia de coronavirus. De acuerdo con datos de USDA, la agencia gastó $4 mil millones en cuatro rondas del programa y distribuyó aproximadamente 3,300 millones de comidas.

La ayuda financiera llegó en el momento en que el Programa de Cajas de Alimentos para Familias estaba por finalizar y los bancos de alimentos habían expresando su preocupación por los problemas para el suministro de comestibles en medio de una creciente necesidad.

La nueva ronda de cajas de alimentos incluye ahora productos del mar pre-cocidos y una mayor variedad de quesos. La extensión del programa es una medida para abordar el hambre en el segundo paquete de ayuda emergente, y en respuesta a presiones de grupos no lucrativos que advirtieron sobre un aumento en la demanda de alimentos por la pandemia.

Una encuesta de la Oficina del Censo realizada a principios de diciembre indicó que casi 15 millones de hogares con niños informaron que a veces o con frecuencia no tenían suficiente para comer durante los siete días anteriores y otros 26 millones no siempre tenían los tipos de alimentos que querían, un aumento del 37% desde principios de marzo.

USDA trabaja con distribuidores de alimentos en todo el país para comprar carne fresca, lácteos y productos agrícolas a los agricultores y ensamblarlos en cajas que distribuyen organizaciones de beneficencia. Las entregas comenzarán  en cuanto se adjudiquen los contratos este mes y continuarán hasta fines de abril.

Además de proporcionar una fuente constante de alimentos frescos a las personas que buscan ayuda en las despensas de alimentos, el programa apoya a los agricultores y distribuidores cuyos negocios se han visto afectados por la pandemia de coronavirus.

Edición Digital

Edición digital
anuncio1
anuncio2

Últimas Noticias