Inicio Chicago Riesgo de transmisión del coronavirus sigue siendo bajo en Illinois

Riesgo de transmisión del coronavirus sigue siendo bajo en Illinois

749
Compartir

CHICAGO – El Departamento de Salud Pública de Chicago (CDPH), el Departamento de Salud Pública de Illinois (IDPH) y el Departamento de Salud Pública del Condado de Cook (CCDPH), anunciaron un progreso alentador para contener la propagación local del coronavirus y reiteraron que el riesgo de transmisión tanto en Illinois como en el resto del país sigue siendo bajo. 

Los funcionarios de salud pública se reunieron en el barrio chino de Chicago con representantes de la comunidad empresarial local para hablar sobre la sólida respuesta de los funcionarios federales, estatales y locales, y para recordarles a las personas que no necesitan tomar precauciones especiales o evitar interacciones sociales debido al temor de contraer el coronavirus.

Según la comisionada del CDPH, Allison Arwady, “actualmente, no estamos viendo una propagación de este virus en la comunidad de Chicago, ni en ningún otro lugar de los Estados Unidos, por lo que las personas no necesitan alterar sus planes o su comportamiento de ninguna manera. [De hecho[, recalcó, Chinatown está abierto para los negocios”.

Arwady puntualizó que “hemos tenido un total de dos casos locales confirmados de este nuevo coronavirus, y nos complace anunciar, en nombre de todos los departamentos de salud locales de la región, que hemos completado el período de monitoreo de los contactos familiares y comunitarios sin ningún signo de transmisión adicional. Este es un gran hito en términos de control local de este virus y debería ayudar a todos en la región a respirar aliviados”.

Funcionarios de salud locales y estatales continúan trabajando con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) y están observando atentamente el creciente número de casos en China. 

Los viajes desde el país asiático a EE. UU. han disminuido significativamente desde el 3 de febrero, cuando se implementaron nuevas pautas federales que prohíben la entrada a suelo estadounidense a cualquier persona que haya viajado recientemente a China y que no sea ciudadano de este país o residente permanente. 

Las cuarentenas a gran escala en China y la cancelación de la mayoría de los vuelos directos desde la nación asiática también han hecho posible la disminución del número de viajeros que llegan a EE. UU.\

Aun así, funcionarios locales dijeron que no sería sorprendente ver casos adicionales en viajeros que regresan a la unión americana, pero enfatizaron que existe un sólido sistema de salud pública, completamente listo para responder. 

De momento, ya se han realizado pruebas adicionales en los aeropuertos de todo el país, incluido el de Chicago, para evaluar a cualquier persona que llegue a territorio estadounidense. Los funcionarios locales de salud pública están monitoreando la salud de las personas con viajes recientes a China, así como a los trabajadores sanitarios que ayudaron a atender a los dos casos confirmados localmente.

“Otra parte de nuestro sólido sistema de salud pública en Illinois son los laboratorios IDPH. El viernes pasado, Illinois se convirtió en el primer estado en implementar pruebas para el nuevo coronavirus “, dijo la subdirectora del IDPH, Evonda Thomas-Smith. 

La funcionaria señaló que, “a pesar de los problemas con las pruebas en algunos otros estados, los CDC han confirmado que el IDPH debería continuar proporcionando pruebas en el estado para nuevos [casos de] coronavirus. La capacidad de realizar pruebas en el estado, añadió, significa que obtendremos los resultados de las pruebas rápidamente y podremos tomar medidas para proteger la salud y la seguridad de nuestros residentes”.

El viernes 24 de enero de 2020, CDC, IDPH y CDPH anunciaron el primer caso confirmado de COVID-19 en un residente de Chicago: una mujer de unos 60 años que había regresado de Wuhan, China. El esposo de la mujer, también sexagenario, fue diagnosticado varios días después. Ambos fueron hospitalizados en condición estable y, luego, dados de alta sin contratiempos.

Los CDC están monitoreando de cerca el brote de enfermedad respiratoria causada por el COVID-19, que se detectó por primera vez en la ciudad de Wuhan, provincia de Hubei, China, y que continúa expandiéndose. Hasta la fecha, hay cerca de 50 mil casos confirmados en todo el mundo y más de 1300 muertes, la gran mayoría en China.