Inicio Chicago Piden al Departamento de Justicia investigar muerte de Adam Toledo

Piden al Departamento de Justicia investigar muerte de Adam Toledo

349
Compartir

Pilsen Law Center y la Asociación de Abogados Hispanos de Illinois solicitan a la instancia federal que determine si los derechos del niño fueron violados. 

 

El Chicago Hispano

 

Líderes de Pilsen Law Center (PLC) y de la Asociación de Abogados Hispanos de Illinois pidieron al Departamento de Justicia de Estados Unidos investigar la muerte del menor Adam Toledo a manos de un policía de Chicago.

Tras asegurar que se necesita “un árbitro imparcial”, pidieron también al fiscal Federal Merrick Garland que lleve a cabo una pesquisa sobre las circunstancias que condujeron a la muerte de Adam, de 13 años.

“Los vecindarios de la ciudad de Chicago están llenos de miles de niños como Adam Toledo. El caso de Adam, por trágico que sea, es solo un síntoma de un problema sistémico más amplio que ha plagado a la comunidad latina durante demasiado tiempo”, afirman en un comunicado de prensa enviado a El Chicago Hispano.

Las agrupaciones piden específicamente al máximo órgano de justicia que establezca procedimientos y políticas claros que describan las circunstancias bajo las cuales los agentes de policía pueden participar en persecuciones a pie, con criterios para disciplinar a los agentes que no sigan los procedimientos. 

También reclaman procedimientos transparentes que establezcan cualquier interacción entre la policía y los niños, especialmente cuando se usa fuerza letal. 

Adam murió de un tiro en el pecho que le disparó un policía en las primeras horas del 29 de marzo, cuando huía armado en un callejón de La Villita.

El agente lo persiguió a pie pidiéndole que se detuviera. Según el análisis del video, Adam arrojó el arma antes de recibir un disparo mortal. Los hechos ocurrieron en segundos.

Los policías trataron de revivirlo, pero el joven murió en el lugar. El caso ha tenido una repercusión nacional y ha generado protestas en Chicago entre personas que acusan a la Policía de haber actuado con exceso de violencia.

 

 

“Congresista ‘Chuy’ Garcia: Siento pena, rabia y dolor”

 

El congresista Jesús “Chuy” García reaccionó dolido por la muerte del niño Adam Toledo. 

“Cualquiera que sea la circunstancia, nunca debemos normalizar el tiroteo de un niño por parte de la policía. Le fallamos a Adam, como le hemos fallado a tantos otros jóvenes en nuestro país”, dijo Garcia, quien reside en La Villita.

La declaración del congresista federal se encuentra entre las múltiples reacciones al incidente que es investigado por la Oficina Civil de Responsabilidad Policial (COPA), con la orientación de la alcaldesa Lori Lightfoot de que sean rápido y transparente con el caso.

La policía asegura que Adam estaba armado, pero el video muestra al niño con las manos en alto y sin arma en sus manos en el momento en que fue abatido de un tiro en el pecho.

“El video publicado hoy (15 de abril) habla por sí mismo: Adam estaba desarmado en sus últimos segundos de vida, contrario a las afirmaciones ahora retractadas de los líderes de la ciudad de que ocurrió un enfrentamiento armado entre Adam y la policía”, dijo Garcia.

 “Como tantos otros niños latinos y afroamericanos enfrentados por la policía, no se le concedió el beneficio de la duda que hemos visto que se les da a los sospechosos blancos. En lugar de eso, a Adam le robaron su futuro”, apuntó.

“A pesar de los repetidos llamados a que la policía rinda cuentas y llamados a una reforma sistémica, la policía sigue matando a jóvenes latinos y afroamericanos. Debemos reconocer décadas de políticas que perpetúan el racismo sistémico, sancionan la brutalidad policiaca y fallan a nuestra juventud”, agregó.

Como en muchas ocasiones, Garcia volvió a abogar por darles más recursos a las comunidades más vulnerables del país en aras de un mejor futuro.

 “Como tantas comunidades en todo el país, necesitamos una mayor supervisión y responsabilidad policial, así como más fondos para la justicia restaurativa, las escuelas, la vivienda, la atención médica y los empleos para que los jóvenes tengan oportunidades de vivir y triunfar”, añadió.

Finalmente instó a la población a protestar de manera pacífica.

“Mientras muchos salen a las calles en protesta justificada, insto a que honremos la petición de no violencia que la familia Toledo ha hecho. Y mientras protestamos por la injusticia de la muerte de Adam, debemos comprometernos a hacer justicia y realizar reformas significativas en todos los niveles del gobierno para garantizar que esto nunca vuelva a suceder”, sostuvo.

No más “casos de Adam” 

 

El video policial del tiroteo en el caso de Adam -prosigue la declaración- muestra a un niño aterrorizado de 13 años que huye de la policía, se deshace de lo que parece ser un arma y luego obedece las órdenes del oficial, que incluyen detenerse y darse la vuelta con las manos vacías levantadas, explica la nota. 

Adam obedeció las órdenes del oficial que lo perseguía. Sin embargo, recibió un disparo en el pecho y murió en el callejón en menos de un minuto después de recibir un disparo, afirman las organizaciones.

“Esta es una tragedia que podría y debería haberse evitado si el departamento de policía hubiera tenido políticas y procedimientos claros que rijan el uso de fuerza letal contra nuestros niños durante las persecuciones a pie”, asegura el comunicado.

 En opinión de estos grupos, los latinos, al igual que sus vecinos afroamericanos, siempre han sido los receptores de las políticas y prácticas policiales de aplicación de la ley mal concebidas. 

“Con demasiada frecuencia, las interacciones entre los latinos y la policía resultan en detenciones desproporcionadas, acoso, arrestos equivocados y enjuiciamientos por delitos menores”, continúa la declaración.

De acuerdo con PLC, las tasas desproporcionadas de arrestos y enjuiciamientos en la comunidad latina han conspirado para denigrar el buen carácter de la abrumadora mayoría de miembros de la comunidad que trabajan muy duro todos los días para mejorar la calidad de vida en la comunidad. 

 Aseguran que la muerte de Adam Toledo a manos de la policía pone de relieve la urgente necesidad de abordar las políticas y prácticas de aplicación de la policía de Chicago en la comunidad latina. 

   “No podemos dejar que el departamento de policía investigue y espere reformas significativas. Eso nunca ha funcionado en el pasado y no funcionará ahora”, indican.

 Asimismo hacen un llamado al Departamento de Policía de Chicago, la Orden Fraternal de Policía, los medios de comunicación y el público para que dejen de difamar a Adam y la familia Toledo durante este proceso.  “La familia ha sufrido bastante y hay que dejarla en paz para que llore la pérdida de su hijo”, señalan.

 

La fe y la confianza en la policía

Contrario a un llamado de la alcaldesa a que no juzguen los hechos antes de completar una información al respecto, el grupo de líderes asegura en su declaración que la fe y la confianza en el departamento de policía escasean en la comunidad en este momento. 

 

Aseguran que una investigación objetiva realizada por el Departamento de Justicia enviará el mensaje a nuestra comunidad “que esta vez sus voces serán escuchadas, y que la muerte de Adam no será solo otra triste estadística agregada al recuento de muertes en curso.

 El grupo hace referencia a palabras del fiscal general de Illinois, Kwame Raoul, quien también se pronunció públicamente al respecto.

 

“Ahora, más que nunca, la ciudad y el CPD deben comprometerse a trabajar con las comunidades más afectadas por la mala conducta policial para implementar un cambio sistémico”.

 

Las organizaciones piden a las autoridades más seguridad para los jóvenes latinos, especialmente los que regresan a las aulas de las Escuelas Públicas de Chicago de La Villita después de la publicación del video del tiroteo de Adam.

 

“Se necesitarán más servicios de apoyo y espacios seguros durante el último trimestre del año escolar y durante los meses de verano. Exigimos más consejeros y trabajadores sociales para brindar servicios a estos jóvenes traumatizados.   

   

El grupo estima que con la población estudiantil actual se necesitan 500 trabajadores sociales más y 300 consejeros 

 

El Caucus Latino se pronuncia

A su vez, el Caucus Latino del Concilio Municipal calificó el incidente de horrible y dijo que “expone un problema que todos conocemos muy bien: La policía está quebrada”.

 

“Mientras lamentamos y lamentamos otra vida perdida por la violencia policial -asegura el Caucus- queremos enfatizar la necesidad de aprobar la Empowering Communities for Public Safety (ECPS), una ordenanza de unidad nacida de los esfuerzos de muchos años de organizaciones de base que claman por una responsabilidad policial.

 

“ECPS pondrá el poder en manos de la gente para establecer políticas policiales y responsabilizar a la policía. El ECPS será un paso importante hacia la reparación de nuestro sistema policial roto. El momento de aprobar ECPS es ahora”, indica la declaración.