Permite el estado cocteles para llevar

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

El gobernador J.B. Pritzker autorizó la nueva medida de “cócteles para llevar” que permite a bares y restaurantes con licencias de licores vender bebidas para adultos en la modalidad de entrega rápida, con el fin de ayudar a bares y restaurantes que durante más de dos meses recibieron la orden de cerrar el servicio de comidas para evitar la propagación del coronavirus.

Para el consumidor significa la oportunidad de disfrutar en casa la bebida favorita si aún existe el temor de permanecer mucho tiempo fuera. Sin embargo, en Chicago tardará un poco más en entrar en vigencia debido a que se requiere hacer un cambio en  el código municipal.

La legislación, que obtuvo el apodo de “Booznibus” durante la sesión especial dirigida por la Asamblea General de Illinois el mes pasado, entra en vigencia de inmediato. La medida fue aprobada por unanimidad en el Senado y en una abrumadora votación bipartidista en la Cámara.

Según la nueva ley, los bares y restaurantes pueden ofrecer para llevar o entregar cócteles en envases sellados y etiquetados con sellos o tapas a prueba de manipulaciones. Las bebidas no se pueden entregar a través de servicios de entrega de terceros, como DoorDash, Grubhub o Postmates.

La medida prevé que deben ser mayores de 21 años los empleados que realicen entregas de cócteles y requieren tanto verificar la edad como el nivel de intoxicación del cliente. También retrasa cargos por pagos atrasados para licencias de licor, establece la aprobación automática de su renovación y extensiones para propietarios de esta licencia que cerraron sus negocios por las órdenes relacionadas con la pandemia.

Pritzker calificó la medida para bares y restaurantes como “una herramienta crítica para generar ingresos adicionales hasta que puedan volver a abrir sus puertas de manera segura y completa una vez más”, de acuerdo con un comunicado emitido por su oficina.

El gobernador ordenó que los bares y restaurantes cerraran para cenar a mediados de marzo, aunque permitió que los alimentos para llevar y entregar continuaran mientras se implementaron restricciones comerciales radicales, pero las empresas se han enfrentado a grandes desafíos y reducciones significativas de ingresos.

Desde el 29 de mayo, dentro de la Fase 3 del plan estatal de reapertura, se permitió a los restaurantes y bares servir comidas y bebidas al aire libre con espacio físico entre las mesas, y otras restricciones, en la mayor parte del estado, y en Chicago a partir del 3 de junio están funcionando en calles que se cerraron en seis vecindarios.

Edición Digital

Edición digital
anuncio1
anuncio 3

Últimas Noticias