“No vengan, no vengan”

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Si les damos esperanza, preferirán quedarse en casa, dijo Kamala Harris durante su gira por México y Guatemala.

 

El Chicago Hispano

 

La vicepresidenta Kamala Harris estableció acuerdos de cooperación con los gobiernos de Guatemala y México, países que visitó en su primer viaje oficial al extrajero para abordar el tema migratorio.

 

Durante su gira por la región, los gobierno suscribieron convenios en materia de financiamiento del desarrollo económico de Centroamérica, migración, combate a la corrupción y contrabando de personas, entre otros. 

 

Harris visitó ambas naciones en una gira de dos días con el fin de tratar el tema de los flujos de migrantes centroamericanos que llegan a la frontera de Estados Unidos escapando de la pobreza, la violencia y la corrupción en sus países de origen, como causas fundamentales, de acuerdo a un diagnóstico previo.

 

En Guatemala acordó con el presidente Alejandro Giammattei atender de manera conjunta las causas de la migración. Dijo que la prioridad de Estados Unidos es desalentar la migración ilícita. “No vengan, no vengan. El país seguirá cumpliendo la ley y asegurando fronteras”, fue su mensaje.

 

Ratificó el reciente anuncio de la Administración de Joe Biden sobre la creación de un grupo de trabajo contra los traficantes de personas en México y Centroamérica, origen de la mayoría de los indocumentados que han llegado en números récord en los últimos meses a territorio estadounidense.

 

Además, ofreció a la nación centroamericana su apoyo al combate contra la corrupción, lo que incluye la independencia del poder judicial y la lucha contra la impunidad. Anunció la creación de otro grupo de trabajo para abordar este tema.

 

Inversión en reforma laboral mexicana

 

En su visita a México,Harris anunció una inversión de $130 millones de dólares para implementar una reforma laboral en el país vecino, como parte del tratado de comercio T-MEC, que erradique el trabajo infantil y mejore condiciones laborales en empresas de cadenas que suministran entre ambos países.

 

De acuerdo con la Presidencia mexicana, se habló de facilitar inversiones estadounidenses hasta por $ 250 millones de dólares en el sur de México, en diferentes rubros. Ambos países se comprometieron a incrementar la inversión económica en El Salvador, Honduras y Guatemala.

 

Harris testificó con el presidente Lopez Obrador la firma de un memorando de entendimiento por el canciller Marcelo Ebrard y el encargado de negocios de la Embajada estadounidense John Creamer, para buscar puntos en común de cooperación en la región con el objetivo de frenar la migración.

 

Al igual que en Guatemala, ratificó la creación de un grupo especializado que comparta inteligencia para desmantelar redes de contrabando de personas, así como la capacitación de forenses que se emplean en el organismo mexicano de búsqueda de más de 80,000 desaparecidos.

 

Se acordó reactivar el Diálogo Económico de Alto Nivel (DEAN), establecido en 2013 por el entonces presidente Enrique Peña Nieto y el entonces vicepresidente Biden, para promover la competitividad de la región. Harris también se reunió con líderes sindicales y mujeres emprendedoras. 

 

Antes de partir de México dijo en conferencia de prensa que el “espíritu” de su viaje fue apoyar a los países de los migrantes para frenar el éxodo hacia Estados Unidos. “Sabemos que si les damos esperanza de que la ayuda está en camino, preferirán quedarse en casa”.

 

Redacción elChicagoHispano

 

Edición Digital

Edición digital
anuncio1
anuncio 3

Últimas Noticias