Mensajes virales distorsionan anuncio de los CDC sobre prueba PCR de COVID-19

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Esta historia apareció por primera vez en FactCheck.org.

By ,  FactCheck.org

Compendio SciCheck

Los científicos consideran la prueba de reacción en cadena de polimerasa, conocida como PCR por sus siglas en inglés, como una herramienta muy confiable para diagnosticar COVID-19. Pero mensajes en las redes sociales están distorsionando un anuncio reciente de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) sobre la suspensión eventual de su propia prueba, afirmando la falsedad de que el gobierno ha admitido que las pruebas PCR no son confiables.


Historia completa

Durante los días iniciales de la pandemia del COVID-19, los CDC desarrollaron y distribuyeron su propia prueba de reacción en cadena de polimerasa, o PCR, para identificar infecciones con el nuevo coronavirus (aunque su lanzamiento inicial enfrentó algunos problemas).

Un año y medio más tarde, la agencia federal ha notificado a los laboratorios que a fines de 2021 retirará la solicitud que presentó ante la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) para una autorización de uso de emergencia de la prueba, descontinuando por lo tanto su uso.

La agencia emitió una notificación el 21 de julio en la que recomendó a los laboratorios usar “una de muchas alternativas autorizadas por la FDA” y dijo que “exhorta a los laboratorios a considerar la adopción de un método múltiple que pueda facilitar la detección y diferenciación de los virus SARS-CoV-2 e influenza”. Estas pruebas multiplex, incluyendo una de los CDC, pueden identificar el nuevo coronavirus y varios tipos de influenza al mismo tiempo, lo cual ahorra material y permite a los laboratorios de salud pública monitorear influenza mientras descartan SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19.

Pero los CDC no dijeron que ya no apoyan el uso de las pruebas PCR en general, muchas de las cuales han sido autorizadas por la FDA, ni que su prueba PCR original para el SARS-CoV-2 no puede diferenciar entre el coronavirus y la influenza, tal como mensajes difundidos en las redes sociales afirman falsamente.

“Tras 180 millones de casos positivos, los CDC han anunciado que suspenden el uso de las pruebas PCR para detectar Covid, debido a su incapacidad para diferenciar entre Covid e influenza”, según el pantallazo de un tuit del 25 de julio publicado en Instagram. El mensaje recibió más de 4.000 me gusta.

Un mensaje en Facebook del 26 de julio afirmó de manera similar: “Gran noticia-CDC retiran solicitud a FDA para autorización de uso de emergencia para tests PCR. Su incapacidad para diferenciar Covid de Influenza fue la razón #1”.

La prueba PCR de los CDC solamente busca SARS-CoV-2, no influenza, lo cual es completamente diferente a que la prueba diagnostica erradamente casos de influenza como si fueran de COVID-19, tal como sugieren los mensajes de redes sociales.

Otros mensajes han afirmado falsamente que fue la FDA quien emitió la supuesta revelación sobre las pruebas PCR de los CDC, o de las pruebas PCR en general.

Un tuit ya eliminado que se publicó el 23 de julio en la cuenta “UK Medical Freedom” falsamente afirmó que la “FDA anunció hoy que las pruebas PCR para COVID-19 de los CDC han reprobado su evaluación total. La autorización de uso de emergencia ha sido REVOCADA”.

Dos días más tarde, el 25 de julio, el controversial propietario de un gimnasio en Nueva Jersey, Ian Smith, afirmó falsamente en un tuit viral que la “FDA confirma que las pruebas PCR no son confiables para detectar COVID”. Se refirió al COVID-19 como una “crisis manufacturada”.

Como hemos dicho, el anuncio provino de los CDC y se refería a planes para la suspensión eventual de su propia prueba. El test aún se usa en la actualidad. La FDA no revocó la autorización de uso de emergencia de las pruebas de los CDC ni cuestionó la fiabilidad de las pruebas PCR, nos confirmó un portavoz de la FDA.

Los científicos consideran las pruebas de PCR como una herramienta confiable y muy específica de diagnóstico, como hemos explicado previamente, pero las distorsiones sobre ellas han persistido durante la pandemia del COVID-19.

Al explicar la decisión de los CDC de suspender el uso de su propia prueba a fines de 2021, Kristen Nordlund, una portavoz de la agencia, citó en un correo electrónico “la disponibilidad de opciones comerciales para el diagnóstico clínico de la infección del SARS-CoV-2, incluyendo las pruebas múltiples (comentadas aquí) y opciones de alto rendimiento”, refiriéndose a las tecnologías que usan un proceso automatizado para administrar cientos de pruebas al día.

“Aunque la prueba de diagnóstico PCR en tiempo real de los CDC para diagnosticar el nuevo coronavirus (2019 nCoV) satisfizo una importante necesidad pendiente cuando se desarrolló y se distribuyó, y no ha demostrado problema alguno de rendimiento, la demanda por esta prueba ha declinado con la aparición de otras pruebas múltiples de alto rendimiento”, dijo Nordlund.

“Los CDC exhortan a los laboratorios de salud pública a adoptar las pruebas múltiples de los CDC para descartar influenza y SARS-CoV-2 (Flu SC2) para permitir un monitoreo continuo tanto de la influenza como del SARS-CoV-2, lo cual nos ahorrará tiempo y recursos para laboratorios de salud pública”, agregó.

La página web de la FDA enumera una multitud de pruebas PCR para COVID-19 para las que ha emitido autorizaciones de uso de emergencia.

Jim McKinney, un portavoz de la FDA, nos dijo en un correo electrónico que a la fecha, “la FDA ha autorizado más de 380 pruebas y kits de recolección de muestras para diagnosticar COVID-19, muchas de las cuales son pruebas PCR. Las pruebas PCR son consideradas generalmente el ‘estándar oro’ para la diagnosis de COVID-19”.

“La FDA no ha emitido declaración alguna cuestionando la fiabilidad de los resultados de pruebas PCR en general y seguirá evaluando la autorización para pruebas PCR validadas”, agregó.

El doctor Michael Mina, un profesor asistente de epidemiología en la Universidad de Harvard, nos dijo que la decisión de los CDC sobre sus pruebas tenía sentido, debido a la transformación del entorno.

“Los CDC probablemente retirarán su solicitud de autorización de uso de emergencia para su prueba porque cientos de otros laboratorios ahora tienen su propia autorización de uso de emergencia y los CDC ya ni siquiera necesitan usar su propia prueba porque muchas empresas ahora tienen autorización de uso de emergencia para pruebas fabricadas”, escribió Mina en un correo electrónico. “Las empresas principales como Roche, Hologic, Abbott todas tienen sus propios kits de pruebas e instrumentos. Luego los ThermoFishers del planeta tienen autorización de uso de emergencia para sus kits PCR que puedan operarse de la misma manera que un análisis de los CDC. Así que realmente no hay motivo para que los CDC conserven su autorización de uso de emergencia”.

Mina dijo que la decisión debe ejecutarse cuidadosamente, porque algunos laboratorios de salud pública tal vez dependan de las pruebas de los CDC.

“A fin de cuentas, la autorización de uso de emergencia para los CDC era más o menos una receta de cómo descartar covid, y un par de ingredientes”, dijo Mina. “Ahora tenemos todos estos kits y procesos completamente automáticos así que ya no es necesario”.

Traducido por Luis Alonso Lugo 

Nota del editor: El Proyecto de Vacunación/COVID-19 de SciCheck es posible gracias a una beca de la Robert Wood Johnson Foundation. La fundación no tiene control alguno sobre nuestras decisiones editoriales, y los puntos de vista expresados en nuestros artículos no reflejan necesariamente el punto de vista de la fundación. El objetivo del proyecto es aumentar el acceso a información precisa sobre el COVID-19 y las vacunas, y reducir el impacto de información errónea.

Edición Digital

Edición digital
anuncio1
anuncio 3

Últimas Noticias