Médico hace afirmación falsa sobre muertes fetales en hospitales canadienses

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Esta historia apareció por primera vez en FactCheck.org.

By

 

Compendio SciCheck

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) recomiendan la vacunación contra el COVID-19 a personas embarazadas y la Organización Mundial de la Salud dice que las vacunas son seguras para ellas. Sin embargo, artículos en línea citan a un médico canadiense que sostiene falsamente que las vacunas han causado un número inusualmente alto de partos de fetos muertos en hospitales canadienses. Un representante hospitalario nos dijo que “esta afirmación no es cierta”.


Historia completa

Las personas embarazadas corren más riesgo de enfermarse gravemente debido al COVID-19, según los CDC. Los centros también anunciaron que entre quienes se hospitalizaron para dar a luz desde marzo de 2020 a septiembre de 2021, las mujeres con COVID-19 corrieron mayor riesgo de parir un feto muerto.

Los CDC dicen que la implementación de estrategias de prevención del COVID-19, incluido vacunarse antes o durante un embarazo, es fundamental para reducir el impacto del COVID-19 en las muertes fetales.

Como hemos informadono hay pruebas de que las vacunas contra el COVID-19 presenten riesgos para personas embarazadas y sus fetos.

Pero el Dr. Daniel Nagase, médico de familia canadiense, ha afirmado infundadamente que las vacunas son la causa de un “aumento de muertes fetales” en todo Canadá, y que en un centro de maternidad en Vancouver se produjeron “13 partos con muerte del feto en 24 horas”.

Medios conservadores han contribuido a diseminar la información falsa de Nagase. The Gateway Pundit, un sitio web que ha difundido información errónea repetidamente, publicó un titular el 11 de diciembre que decía: “Un médico advierte que los partos con muerte fetal proliferan entre las madres totalmente vacunadas, pone en marcha una investigación”.

Trending Politics, otro sitio web conservador, tomó prestado el contenido del artículo de Gateway Pundit y publicó un titular similar: “REPORTAJE IMPACTANTE: Preocupante aumento desenfrenado de mortinatos entre madres totalmente vacunadas”.

Pero las autoridades sanitarias canadienses han desmentido la afirmación de Nagase.

‘No es cierta’ la información sobre los datos de mortinatos

En un vídeo compartido en el artículo del Gateway Pundit, Nagase mencionó al Dr. Mel Bruchet, un exmédico de familia de Vancouver que también ha defendido el uso de la ivermectina en pacientes con COVID-19, como la persona que le compartió la información sobre los mortinatos en Vancouver.

“Eso es lo que he oído, pero el caso es que también he oído una historia similar en Waterloo, Ontario. Y en Waterloo, Ontario, tengo una estadística más fiable que dice que hubo 86 mortinatos entre enero y julio”, dijo Nagase. “Normalmente, solo se producen cinco o seis muertes fetales al año. Por tanto, la tasa habitual es de un mortinato cada dos meses. Así es que, tener repentinamente 86 partos con muertes de fetos en seis meses es muy inusual. Pero la confirmación más notable que tenemos del informe de Waterloo en Ontario, es que los 86 mortinatos estaban completamente vacunados”.

Nagase asintió con la cabeza cuando se le preguntó en el vídeo si quería decir que todos los mortinatos correspondían a madres totalmente vacunadas.

Sin embargo, Celso Pereira, portavoz de la autoridad sanitaria regional Vancouver Coastal Health, nos dijo en un correo electrónico que VCH estaba “al tanto de la desinformación difundida en las redes sociales en relación con los mortinatos en el Hospital Lions Gate (LGH) como resultado de la vacunación de las madres contra el COVID-19”.

“Esta afirmación no es cierta y las personas que difunden esta información falsa no tienen ninguna relación con el Hospital Lions Gate ni con Vancouver Coastal Health”, dijo Pereira.

“No ha habido un cambio notable en la incidencia de partos con muerte de fetos en la región de VCH a lo largo de la pandemia de COVID-19. Este tipo de desinformación añade un estrés innecesario a los futuros padres que han recibido la vacuna contra el COVID-19, al personal sanitario que debe tranquilizar a sus pacientes y al sistema de salud, ya que los recursos deben estirarse aún más durante la respuesta a la pandemia”, dijo Pereira.

“Las vacunas contra el COVID-19 han sido recomendadas para las mujeres embarazadas y son seguras tanto para la madre como para el feto”, añadió Pereira.

El Dr. Peter Potts, jefe conjunto de personal del Hospital Grand River en la región de Waterloo (Ontario), declaró al sitio web de noticias canadiense CityNews que en el último año fiscal se produjeron 12 mortinatos entre el Hospital Grand River y el Hospital Cambridge Memorial (Ontario).

“Este año tuvimos 982 partos y cuatro nacimientos de fetos muertos en Cambridge”, dijo en el artículo de CityNews Kristin Wadsworth, jefa de obstetricia y ginecología en el Hospital Cambridge Memorial. “Eso supone una tasa de mortinatos del 0,41%, que es nuestro promedio habitual”.

Potts también dijo: “Creemos que la vacunación contra el COVID durante el embarazo es una parte normal de la atención prenatal y los obstetras y matronas de la comunidad apoyan firmemente la vacunación durante el embarazo. Cada vez hay más evidencia de que las vacunas son seguras”.

En su sitio web, los CDC afirman que “los beneficios de recibir la vacuna contra el COVID-19 superan a cualquier riesgo conocido o potencial de vacunarse durante el embarazo”. De hecho, los CDC señalan que “las personas que tienen COVID-19 durante el embarazo corren mayor riesgo de parto prematuro y muerte del feto”.

Esta no es la primera vez que Nagase atrae la atención de las autoridades sanitarias canadienses. El médico fue la causa de la emisión de una advertencia de salud pública del Servicio de Salud de Alberta (AHS, por sus siglas en inglés) en octubre, después de que afirmara en línea que había tratado a pacientes de COVID-19 con un medicamento no autorizado, la ivermectina, cuando trabajó como médico suplente en el AHS.

“Ni la versión veterinaria ni la humana de la ivermectina han sido consideradas seguras o eficaces para su uso en el tratamiento o la prevención del COVID-19”, dijo el AHS en un mensaje en Twitter. “Es extremadamente decepcionante que alguien difunda información errónea sobre el tratamiento del COVID-19 de esta manera”, dice el comunicado del servicio de salud.

Como hemos informado, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU. (FDA por sus siglas en inglés) dice que “los datos actualmente disponibles no muestran que la ivermectina sea eficaz contra el COVID-19”.

El sitio de noticias canadiense CBC informó que, tras el incidente, Nagase no ha sido llamado a trabajar como médico suplente en el AHS y que el servicio de salud llevaría a cabo una investigación.

Traducido por Elena de la Cruz.

Nota del editor: El Proyecto de Vacunación/COVID-19 de SciCheck es posible gracias a una beca de la Robert Wood Johnson Foundation. La fundación no tiene control alguno sobre las decisiones editoriales de FactCheck.org, y los puntos de vista expresados en nuestros artículos no reflejan necesariamente el punto de vista de la fundación. El objetivo del proyecto es aumentar el acceso a información precisa sobre el COVID-19 y las vacunas, y reducir el impacto de información errónea.

Edición Digital

anuncio1
anuncio2
anuncio 3

Últimas Noticias