Más de presupuesto para escuelas

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Las Escuelas Públicas de Chicago tendrán un presupuesto de 9.3 mil millones de dólares para el año escolar 2021-2022, una cifra 10 por ciento mayor gracias a los fondos del estímulo federal para la recuperación de la pandemia y reparación de instalaciones.

 

De acuerdo con CPS, con 1,060 millones de dólares adicionales al presupuesto se atenderán con prioridad las necesidades de los estudiantes en su regreso al aprendizaje en persona a tiempo completo, a través de la iniciativa Moving Forward Together (Avanzando Juntos).

 

El proyecto de presupuesto incluye destinar 100 millones de dólares de los fondos federales a renovar o reemplazar sistemas relacionados con la calidad del aire en 17 escuelas, la mayoría del sur de la ciudad, entre otros gastos de mantenimiento de planteles.

 

Están previstos 267 millones de dólares para atender la pérdida de aprendizaje, apoyos socio-emocionales, y fondos a las escuelas para la recuperación de la academia. También 132 millones de dólares en costos de reapertura, incluidos equipos de protección personal y los esfuerzos de vacunación para estudiantes y maestros.

 

De esos fondos adicionales, 288 millones de dólares serán para programas ampliados, incluidas subvenciones a escuelas en desventaja, y 95 millones para escuelas autónomas y contratadas. El presupuesto del ciclo escolar anterior fue de 8.4 mil millones de dólares.

 

Se destinarán 178 millones de dólares para nuevas contrataciones de maestros, conserjes, enfermeras, trabajadores sociales, administradores escolares, y ayudantes de autobús. Algunas otras acciones son programas de capacitación para el liderazgo en 200 escuelas, suministro de bibliotecas y nuevos equipos tecnológicos.

 

En la definición de gastos, el Sindicato de Maestros de Chicago solicitó priorizar la situación traumática de violencia y pandemia de los estudiantes y más recursos al personal de apoyo, como los consejeros. Algunos educadores y padres pidieron mayor gasto en mejoras a las instalaciones, desde la calidad del aire hasta medidas de accesibilidad.

 

Mientras que en las consultas públicas del presupuesto, predominó el reclamo de invertir en la contratación de más enfermeras, consejeros, bibliotecarios, libros, apoyo para la vivienda, asistentes de maestros y otro personal, así como programas de apoyo integral a la salud de los estudiantes.

 

En general, el presupuesto escolar de Chicago incluye pagos de una deuda a largo plazo del sistema escolar, pensiones de los maestros, mantenimiento y reparaciones de los edificios, costos de personal y programas administrados, así como la respuesta a la pandemia de COVID-19 en todo el distrito. 

 

Las escuelas recibirán 4.4 mil millones de dólares de la cantidad presupuestada el próximo ciclo escolar, lo que equivale a aproximadamente 1,370 dólares más por estudiante, en comparación con el año anterior, según datos de la publicación especializada Chalkbeat.

 

La junta escolar prevé que la recuperación de la pandemia durará más de un año, por lo que se estima que el plan Moving Forward Together tendrá un costo de 525 millones de dólares este ciclo escolar y el próximo. (ECH)

 

Rastrean estudiantes perdidos durante pandemia 

 

El Distrito Escolar de Chicago busca a los estudiantes que abandonaron la escuela durante la pandemia, intensificando las visitas domiciliarias, formando un cuerpo de tutoría interno y aumentando las oportunidades laborales de verano.

 

Rastrear, localizar y volver a involucrar a cerca de 84,500 estudiantes que desaparecieron durante los 17 meses de emergencia sanitaria, o que solo participaron en la enseñanza de  forma intermitente, es una prioridad máxima para la ciudad, expresó la autoridad escolar en un comunicado.

 

La cifra es un estimado de los estudiantes “perdidos” que la autoridad escolar considera se desvincularon total o parcialmente del aprendizaje, y tiene el propósito de volver a conectar ofreciéndoles apoyo específico. Para el nuevo ciclo escolar se inscribieron un total de 341,000 estudiantes.

 

El distrito escolar precisó que la búsqueda de los estudiantes perdidos se concentra en las zonas sur y oeste de la ciudad, las más afectadas por el coronavirus, donde los alumnos inscritos reportaron mayores problemas de asistencia, calificaciones y salud mental durante el pasado año escolar.

 

Las acciones para la reintegración de estos estudiantes forma parte de un plan más amplio denominado Moving Forward Together (Avanzando Juntos), con el que se abordará durante dos años en las escuelas de Chicago el daño académico y de salud mental por la pandemia de Covid-19.

 

El plan, financiado con fondos federales del estímulo por la pandemia, prevé el establecimiento de equipos de salud mental y de comportamiento en cada escuela, asociados con grupos externos para brindar servicios de salud mental. 

 

Además, incluye contratación y capacitación de personal de apoyo, tutorías intensivas en matemáticas y lectura, tecnología en el aula, y un nuevo centro de aprendizaje basado en el trabajo que ayudará a los estudiantes de secundaria a planificar sus carreras después de la graduación. 

 

También contempla el desarrollo profesional para maestros, bibliotecas de aula, un nuevo grupo de mentores y proveedores de salud mental, oportunidades laborales para estudiantes, consejeros escolares adicionales, así como apoyos para estudiantes con necesidades especiales y estudiantes de inglés. (ECH)

 

Edición Digital

Edición digital
anuncio1
anuncio 3

Últimas Noticias