Más de mil gatos cazan ratas en calles de Chicago 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Los felinos que se liberan son depredadores naturales, que brindan una solución confiable y permanente al problema, según impulsores del programa.

 

El Chicago Hispano

 

El refugio de animales Tree House Humane Society libera gatos callejeros en todo Chicago para combatir la plaga de ratas. 

A través de su programa “Cats at Work”, se han colocado ya 1,000 felinos afuera de viviendas y negocios para tratar el problema de los roedores.  

Según el sitio web de la organización sin fines de lucro, todos los gatos están esterilizados, castrados y vacunados. Se liberan porque son animales que son “silvestre” y no son domesticables, y por lo general se quedan atrapados en el refugio por tiempo indefinido o terminan aplicándoles la eutanasia. 

El refugio explica que los gatos que se liberan son depredadores naturales, que brindan una solución confiable y permanente y un beneficio mutuo tanto para los humanos como para ellos. Soltarlos en las calles no significa que mataran ratas, pero su presencia es suficiente para ahuyentarlas. 

Los propietarios de viviendas o empresas locales pueden inscribirse en el programa, y Tree House se encargará de liberar dos o tres gatos fuera de residencias o negocios siempre que cubran la comida, el agua y el refugio para los animales, y un costo de recuperación de gastos.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Los casos de fraude se disparan en Illinois durante la pandemia

 

El programa ha colocado mil  mínimos desde el 2012, de 10 a 15 cada mes, dependiendo de la seguridad y la demanda, con el propósito de tratar de manera sostenible el problema de las ratas en Chicago. Actualmente el refugio tiene una larga lista de espera. 

El uso de gatos contra la plaga de roedores es una solución a largo plazo, explica el refugio, pero es más efectiva y amigable con el ambiente -los humanos, las mascotas y las plantas- que las medidas implementadas por la ciudad para el control de plagas, sobre todo las sustancias venenosas.

Los gatos callejeros que llegan al refugio no son hogareños para adoptar, y difícilmente se reintegran en sus anteriores colonias, pero sí son criaturas sociales que deben ir en pareja o trío para asegurar su permanencia en el sitio. Tree House incluye asesoría para aclimatar en tres días a los felinos.

Redacción ElChicagoHispano

 

Edición Digital

Edición digital
anuncio1
anuncio 3

Últimas Noticias