Luto e indignación tras asesinato de jóvenes hispanos

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Tiroteo deja dos muertos y dos heridos en las afueras de una escuela de Pilsen en vísperas de Navidad.

 

El Chicago Hispano

 

El asesinato de dos estudiantes hispanos afuera de la escuela secundaria Benito Juárez ha generado una ola de indignación en la comunidad.

 

Nathan Billegas, de 14 años, y Brandon Pérez, de 15, murieron tras ser baleados en la cabeza durante un tiroteo ocurrido la tarde del viernes 16 poco después de la salida de clases. Otros dos alumnos de 15 años se encuentran hospitalizados y el sospechoso del ataque se encontraba prófugo, al cierre de esta edición.

La alcaldesa de Chicago, LoriLightfoot condenó el ataque y dijo que estaba “más que indignada” por lo sucedido al tiempo que resaltó la “necesidad apremiante de que las armas ilegales sean retiradas de nuestras calles y de las manos de quienes buscan causar daño”.

 

“Quiero expresar mis más sinceras condolencias a la familia y amigos de los estudiantes cuyas vidas les fueron arrebatadas demasiado pronto y sin previo aviso”, dijo Lightfoot en un tuit. 

 

“Mis oraciones también están con los estudiantes que se están recuperando en el hospital… así como con la escuela secundaria Benito Juárez y la comunidad de Pilsen. Sin duda, este incidente es perturbador y, lamentablemente, se basa en el trauma que muchos de nuestros residentes han experimentado con la violencia armada”.

 

El superintendente de la Policía de Chicago, David Brown, confirmó que los dos estudiantes fallecieron en el hospital como consecuencia de las heridas que sufrieron.

 

Poco después del ataque, la policía de Chicago dijo que se vio a un sospechoso con una máscara negra y una sudadera con capucha también oscura corriendo hacia el oeste por Cermak Road y hacia el norte por Ashland Avenue. Posteriormente divulgó una imagen del sujeto, pero hasta el cierre de la edición no se había efectuado ningún arresto.

 

“Los padres envían a sus hijos a la escuela esperando que vuelvan a casa de manera segura. Pero en vez de eso suenan disparos en momentos en que los estudiantes están saliendo de clases. Para nuestros niños y nuestras comunidades, el trauma de la violencia armada se ha vuelto familiar. No podemos seguir así”, manifestó el congresista Chuy García, quien aspira a la Alcaldía de Chicago.

 

Estudiantes de la Benito Juárez High marcharon el lunes 19 para pedir justicia y paz en la comunidad y lanzaron globos en honor de los dos jóvenes asesinados.

 

Redacción El Chicago Hispano

Edición Digital

Edición Digital

Últimas Noticias