Inicio Chicago Lento pero valioso el rastreo de contactos en Illinois

Lento pero valioso el rastreo de contactos en Illinois

1211
Compartir

 

El rastreo de contactos para COVID-19 comenzó en Illinois con una cifra menor a su objetivo inicial de 3,800 personas haciendo ese trabajo. Con el aumento de los contagios la cantidad de casos sobrepasa la capacidad de los rastreadores en el objetivo de ralentizar la propagación del virus al rastrear a los contactos y ponerlos en cuarentena.

No obstante, la información obtenida por los rastreadores de contactos, aunque escasa y lenta, está resultando útil, alimentando una base de datos en crecimiento que el gobernador J.B. Pritzker ha citado como guía para tomar decisiones sobre las restricciones pandémicas, reforzada con estudios académicos.

De acuerdo con datos del Departamento de Salud Publica de Illinois, menos de la mitad de las personas que contrajeron Covid-19 en el estado del 1 de agosto al 21 de noviembre, más de 460,000, fueron entrevistadas por los rastreadores. La tasa de rastreo más baja se dio en Chicago, del 16%, y el Condado de Cook, con solo 12%.

El trabajo específico de los rastreadores de datos, una estructura que empezó a armarse en junio pasado, es identificar los contactos de las personas infectadas para determinar origen  del contagio y probable dispersión, y recopilan información sobre lugares visitados. Detectar dónde se han infectado las personas ayuda a comprender cuáles son los lugares de riesgo o las actividades de riesgo, y orienta una política pública de salud.

El trabajo tiene limitaciones debido a la dificultad para detectar con exactitud dónde y cómo se infectó una persona, lo que determina la identificación de los brotes. Además, en Illinois, aun existen áreas pobladas que no llevan a cabo el rastreo, y el sistema estatal para rastrear datos aún se está desarrollando.

La primera publicación de datos de rastreo de contactos que hizo el estado fue el 6 de noviembre, desglosados por regiones y sus 97 departamentos de salud pública. La información incluye  ubicaciones de brotes o lugares en los que cinco o más personas infectadas de diferentes hogares habían estado en un período de 14 días, casos que no se pueden relacionar con otra fuente de infección.

En esa ocasión las cinco principales ubicaciones de brotes fueron fábricas, hogares grupales, eventos comunitarios, instalaciones correccionales y universidades. Mientras que en los últimos 30 días, registrados al 21 de noviembre, el orden cambio a hogares grupales, instalaciones correccionales, fábricas, instalaciones de vivienda para personas mayores o de apoyo, y ubicaciones comerciales o minoristas.

Las ubicaciones específicas no están identificadas, pero se enumeran los posibles lugares de exposición o sitios que las personas infectadas dijeron que estaban en los 14 días antes de experimentar síntomas o recibir resultados positivos en las pruebas.

Otros datos que publica el estado son de brotes escolares o escuelas específicas que informaron cinco o más casos de diferentes hogares que pudieron haber compartido la exposición en la escuela durante horas de clase o actividades antes y después. Al 27 de noviembre, se identificaron 16 distritos escolares con brotes entre los estudiantes, el personal o ambos.

Durante los 30 días que terminaron el 27 de noviembre, los bares y restaurantes ocuparon el puesto 12 y 13 en la lista, cada uno con tres brotes. En la parte superior estaban las casas grupales, con 20. La información, que administra el Departamento de Salud Pública de Illinois, se actualiza todos los viernes.