Inicio Chicago Latinos encabezan el grupo más afectado por COVID-19 en Illinois 

Latinos encabezan el grupo más afectado por COVID-19 en Illinois 

843
Compartir

Chicago, IL – Los latinos son ahora el grupo demográfico más afectado por el coronavirus de Illinois, según datos oficiales sacado a la luz por una coalición de líderes comunitarios y de la salud que exigen tomar acciones inmediatas para frenar esta tendencia.

   De acuerdo con el Departamento de Salud, de 19,891 pruebas realizadas a hispanos, 12,979 dieron positivos, lo que representa un 65 por ciento del total.

   Entretanto el número de contagios en personas de raza blanca es de 12,772, pero ello representa solo 19,61 por ciento de las pruebas realizada a este segmento.

   Para la Iniciativa Latina COVID-19, una coalición de más de 50 funcionarios electos, profesionales, líderes y miembros de la comunidad, las cifras de latinos positivos pudieran ser mucho más altas.

   “El hecho de que la comunidad latina encabece los casos positivos con menos pruebas que cualquier otro grupo étnico es alarmante por lo que pedimos un diálogo inmediato con las autoridades locales y estatales para discutir acciones concretas que frenen esta tendencia”, dijo el grupo en una comunicado.

   “Estos datos no solo muestran que los latinos tienen una tendencia al alza en casos positivos, sino que existen preocupaciones legítimas de que en esta comunidad  no se  está recopilando los datos sobre cómo se informa tanto en el número de casos COVID-19 como en el número de muertes”,  señalaron.

   Según la Coalición, el precario acceso a los servicios de salud de esta comunidad está incidiendo en las cifras de casos positivos.

 “Muchos latinos retrasan la búsqueda de atención médica debido a la falta de seguro de salud, no pueden entender cómo acceder al sistema de seguro público y privado. También están preocupados sobre el impacto económico y legal de su estatus migratorio, o que no podrán trabajar y seguir manteniendo a sus familias si dan positivo”, agrega la declaración.

   Para el congresista Jesús “Chuy” García, miembro de la Coalición, los datos muestran una vez más las desigualdades en el acceso de salud que afecta principalmente a grupos de minorías y de bajos ingresos.

  A juicio del congresista, “esta pandemia no creó disparidades de salud para los latinos, sino que está iluminando lo que ya conocemos”.

  García recordó que durante décadas ha estado trabajando junto a otros líderes latinos para terminar con las desigualdades y por un mayor acceso a oportunidades económicas para estos segmentos desfavorecidos y  que era hora de convertir las palabras en acciones.

 “Hemos exigido que las vidas de nuestras familias se valoren a través de inversiones concertadas en equidad económica, atención médica universal e inclusión lingüística y cultural”, afirma García, quien recientemente  presentó en el Congreso un proyecto de Ley de Responsabilidad y Equidad de Salud

    La Dra. Marina Del Ríos, médico de emergencias y miembro de la iniciativa, puntualizó por su parte, la importancia de hacer énfasis en la educación de la comunidad latina. 

   “Hay una escasez de materiales educativos confiables, bilingües y culturalmente apropiados para informar al público acerca de cuándo buscar atención médica de emergencia y cuándo es seguro quedarse en casa cuando se le diagnostica COVID-19”, afirma. 

    De acuerdo con Del Río, también hay escasez de personal e intérpretes bilingües para evaluar a los pacientes en los centros de atención de urgencias y emergencias, y para garantizar un seguimiento cercano de los pacientes de habla hispana identificados como seguros para ser dados de alta. 

   “Cuando los pacientes finalmente regresan, ya están en una etapa crítica de la enfermedad que a menudo conduce a la muerte” , advirtió.

  En opinión de la especialista, debe incrementarse el personal bilingüe en la red comunitaria y también personal capacitado en los sitios de prueba sobre cómo reunir información completa y precisa que represente el origen étnico y otros factores clave para comprender la dimensión y el curso de la epidemia en varias comunidades.