Irregularidades en el Lago Michigan por cambio climático 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

El Chicago Hispano

 

El aumento de los niveles del lago Michigan, las fuertes ráfagas de viento y las fuertes olas cada vez están más cerca de inundar áreas del norte de Illinois debido al clima extremo provocado por el cambio climático, revela un estudio del Centro de Políticas y Leyes Ambientales de Chicago (ELPC).

 

El reporte advierte que estas irregularidades representan amenazas tóxicas para toda la orilla del lago, que se extiende desde Zion, IL, hasta East Side, Chicago, ante la probabilidad de inundación en plantas de carbón, nucleares y en el Superfund (cuatro sitios de desechos en Waukegan).

 

Además, los vecindarios densamente poblados, incluidos Rogers Park, Edgewater y Uptown, en el lado norte, y South Shore, en el lado sur, enfrentarían inundaciones potencialmente devastadoras, hasta de media milla tierra adentro, si los patrones climáticos continúan como lo han hecho.

 

Mientras que en el lado sureste de la ciudad también existen lugares contaminantes al borde del lago, como un sitio cerrado de trituración de chatarra, un vertedero de material dragado del río Calumet y una terminal de envío administrada por el Distrito Portuario Internacional de Illinois.

 

Los especialistas analizaron los altos niveles del lago Michigan, las poderosas tormentas y la erosión a lo largo de esta cuenca de agua, en cuatro estados que la rodean, y los desastres tóxicos que podrían desencadenarse por el cambio climático.

 

Destacaron que en un período de siete años, que comenzó con un mínimo histórico en 2013, el nivel promedio del lago aumentó 6 pies. De continuar las irregularidades, es posible que el agua rompa las barreras de las instalaciones, arrastrando contaminantes industriales hacia áreas circundantes.

 

Según el informe, “una gran marejada ciclónica, combinada con los altos niveles del lago, podría inundar simultáneamente calles, hogares y negocios desde Zion hasta el lado sureste de Chicago. Esto también podría amenazar la salud pública al transportar contaminantes a vecindarios y al propio lago”.

 

Además de limpiar los sitios tóxicos y recategorizarlos como una amenaza potencial, el reporte del ELPC recomienda a la ciudad recurrir a la restauración de humedales e infraestructura verde, como remedios naturales para esos sitios.

 

Redacción ElChicagoHispano

Edición Digital

Edición Digital
anuncio1
anuncio 2

Últimas Noticias