Inicio Illinois Inició de la nueva normalidad en Illinois

Inició de la nueva normalidad en Illinois

335
Compartir

La orden de quedarse en casa, vigente desde el 21 de marzo, terminó cuando el estado pasó este viernes 29 de mayo a la Fase 3 del plan de reapertura trazado por el gobernador J.B. Pritzker, llamado “Restore Illinois”.

Además de la movilidad y reapertura de negocios con precauciones sanitarias y distanciamiento social, la nueva fase significa el cambio de las conferencias diarias de Pritzker a sesiones informativas cuando sean necesarias, y el aumento de rastreadores de contactos para seguir controlando la presencia del coronavirus en el estado.

El Departamento de Salud Pública de Illinois continuará reportando a través de los medios informativos sobre contagios y muertes, y las métricas regionales para la reapertura seguirán  actualizándose en el sitio web de esa oficina gubernamental.

Con un plan de reapertura más precavido de la alcaldesa Lori Lightfoot, Chicago sólo participó en el inicio de la Fase 3 con el cierre al tránsito de una de seis calles que destinará al uso de los residentes para caminar, trotar y andar en bicicleta. Se trata de la avenida Leland, en el vecindario de Ravenswood.

La primera calle compartida de Chicago es parte de un programa piloto con el que se pretende dar a los residentes más espacio para realizar de manera segura actividades recreativas comunes, pero no serán centros de concentración ni sustituyen servicios públicos cerrados como el 606 y Lakefront Trail. Otras calles que se incluirán son Glenwood Avenue en Edgewater, Palmer Street en Logan Square y Wood Street en Bucktown.

En tanto, más de 50 restaurantes suburbanos reabrieron con cenas al aire libre, cumpliendo con regulaciones como el uso de cubrebocas en todo momento por empleados y clientes, estos últimos podrán quitárselos mientras están en la mesa. Se deberán desinfectar mesas y sillas, y las fiestas están limitadas a seis personas o menos.

Las restricciones incluyen que las mesas deben mantener una separación de 6 pies, de preferencia separadas con barreras, y para garantizar la seguridad del cliente se recomienda usar cubiertos desechables. El número de restaurantes suburbanos listos para abrir aumentará en el transcurso de la semana.

Pritzker confirmó que las tres métricas que permitieron a las cuatro regiones pasar de la Fase 2 a la 3, de su plan de reapertura de cinco fases, serán las mismas que conduzcan a la Fase 4. El período de seguimiento de 28 días para las cuatro regiones reinició el viernes 29, por lo que se estima que se podría pasar a la siguiente fase el 26 de junio, dijo.

Sin embargo, solo será posible si las pruebas positivas permanecen igual o inferior al 20%, no aumentan en más de 10 % durante 14 días, y los ingresos hospitalarios por COVID-19 son estables durante 28 días, con suficientes recursos para manejar un incremento de pacientes hasta de 14%.

Antes de pasar a la Fase 4 las pruebas de coronavirus deberán estar disponibles para cualquier persona que lo desee, sin importar los síntomas, y cada región debe contar con la habilidad para rastrear los contactos de personas que dan positivo en el 90% de los casos. Pritzker advirtió que el virus sigue siendo una amenaza y un aumento en los casos podría traer de vuelta las restricciones.