Inicio Salud Inicia la fase 1C de vacunación en Chicago

Inicia la fase 1C de vacunación en Chicago

191
Compartir
Chicago inició este lunes 29 de marzo la Fase 1C de vacunación, que amplía la elegibilidad a todas las personas mayores de 16 años con una afección subyacente que califique, así como trabajadores de restaurantes, peluqueros, medios de comunicación,  entre otros.
El Departamento de Salud Publica de la ciudad informó que con la Fase 1C se prevé vacunar a casi el 84% de la población adulta de Chicago, y en la medida que el gobierno federal abastezca de vacunas, cualquiera que deseé inmunizarse podrá recibir su dosis en abril o mayo.
Entre las personas que podrán vacunarse también se encuentran los trabajadores de: el clero y organizaciones religiosas; la energía; financieros; de servicios de alimentos y bebidas; de tecnologías de la información y comunicaciones; legales; servicios de cuidado personal e higiene.
Además, personal y profesores de educación superior, así como de otras operaciones y funciones esenciales basadas en la comunidad o el gobierno. Seguirán vacunando a personal de salud pública, seguridad, ventas minoristas, refugios, transporte y logística, así como aguas.
La vacuna estará disponible para los habitantes de Chicago de 16 años o más que presenten alguna de estas condiciones de salud subyacentes: Cáncer (diagnóstico actual); trastornos  cardíacos, cardiovasculares y cerebrovasculares (incluidas enfermedades del corazón, enfermedad de las arterias coronarias e hipertensión o presión arterial alta).
Enfermedad renal crónica; trastornos respiratorios crónicos (que incluyen fibrosis quística, asma de moderada a grave, fibrosis pulmonar y enfermedad pulmonar obstructiva crónica / enfisema, conocida como EPOC); Diabetes (tipo 1 y 2); discapacidad física, del desarrollo, visual, auditiva o mental;  condiciones neurológicas (incluida la demencia).
Además, Síndrome de Down; estado inmunodeprimido (sistema inmunológico debilitado), incluso por trasplante de sangre o médula ósea; inmunodeficiencias; VIH; uso de corticosteroides o de otros medicamentos que debilitan el sistema inmunológico; enfermedad del hígado (incluida la hepatitis); embarazo; obesidad; esquizofrenia; Anemia drepanocítica y Talasemia.