Inicio Chicago Hoteles en Chicago ceden camas para atender el brote

Hoteles en Chicago ceden camas para atender el brote

632
Compartir

La ciudad de Chicago reservó miles de habitaciones de hotel para personas con casos leves de coronavirus y algunas otras que no pueden regresar a sus hogares mientras esperan los resultados de las pruebas, anunció la alcaldesa Lori Lightfoot.

Debido a la caída del negocio de hospedaje cinco hoteles se asociaron con la ciudad, lo que representa disponer de un total de 2,000 habitaciones desde este fin de semana, atendiendo al propósito de las autoridades de salud de mantener las camas de hospital disponibles para personas con síntomas graves.

Las habitaciones de hoteles estarán disponibles para personas que no puedan hacer la cuarentena en el hogar debido a la edad de los miembros de la familia o factores de salud subyacentes que los ponen en mayor riesgo de infección, explicó por su parte a la prensa la Dra. Allison Arwady, comisionada del departamento de salud pública de la ciudad.

La decisión es un reconocimiento de las condiciones de vida diversas y difíciles que hay entre los residentes de Chicago, mismas que en algunos casos impiden cumplir con seguridad la orden de quedarse en casa, al tiempo que significa un apoyo para los hoteles y sus trabajadores en un momento de crisis.

Las autoridades dijeron que los trabajadores del hotel no interactuarán con personas aisladas en sus habitaciones, sino que prepararán comida y serán entrenados para realizar otras tareas, mientras que serán los empleados del Departamento de Salud Pública de Chicago quienes supervisarán cada sitio.

Lightfoot dijo que los funcionarios de la ciudad aún no determinaban el costo, pero estiman en $ 1 millón  el suministro de habitaciones para 30 días. Por su parte Karen Kent, directora del sindicato Unite Here Local 1, aseguró que para los trabajadores de los hoteles significa, ademas de conservar su trabajo, la oportunidad de “ayudar a sanar a la ciudad y al mundo”.

Lightfoot también anunció que el YMCA de Metro Chicago abrió varias de sus instalaciones como refugios para las personas sin hogar, una acción necesaria ya que se requería más espacio porque las camas en los refugios existentes deben estar espaciadas a seis pies de distancia.

En tanto, el hotel de cuatro estrellas Sophy Hyde Park abrió sus habitaciones sin cargo al personal del Centro Médico de la Universidad de Chicago que está atendiendo la pandemia de coronavirus, aproximadamente a una milla de distancia.