Inicio Chicago Guerra de “ojo por ojo” entre pandillas cobra otras 15 víctimas en...

Guerra de “ojo por ojo” entre pandillas cobra otras 15 víctimas en funeral

296
Compartir

Chicago.- (Hispanic News Agency) – La represalia entre pandillas fue la causa de un tiroteo durante un funeral en el sur de Chicago que dejó 15 heridos en una espiral de violencia que parece estar fuera de control.

 El superintendente de la policía de Chicago, David Brown, admitió el miércoles que las facciones rivales de pandillas estaban repitiendo un ciclo de violencia y venganza que debe terminar.

“No podemos seguir repartiendo violencia con violencia”, dijo Brown. “Ojo por ojo nos ciega a los dos. Está destruyendo a nuestras familias y perpetúa este ciclo interminable de víctimas de disparos noche tras noche”, dijo Brown.

El incidente tiene lugar cuando el presidente Donald Trump ordenó el despliegue de  150 agentes federales en Chicago escenario de un campo de batalla entre pandillas que este año ha dejado unas 350 personas muertas entre ellas 12 niños.

  Dos de las personas baleadas en el funeral en el sur de la ciudad son hombres “conocidos por la policía”, dijo la policía de Chicago. Ambos están en sus 30 y figuran en condición grave, dijo CPD.

 Todos los heridos son adultos. Catorce de ellos fueron hospitalizados, una persona está en estado extremadamente crítico y otra está en estado crítico, según la policía.

  La víctima mayor, una mujer de 65 años, fue tratada en el lugar y se encuentra en buenas condiciones, dijo la policía. La policía interroga a una persona de interés, dijo.

   El primer superintendente adjunto de la policía de Chicago, Eric Carter, dijo que un vehículo negro se acercó a una funeraria en el vecindario de Auburn Gresham, donde se realizaba un servicio conmemorativo cuando las personas dentro del auto comenzaron a disparar.

 Los asistentes al funeral devolvieron el fuego y el vehículo se alejó mientras sus ocupantes continuaban disparando. El vehículo se estrelló a la mitad del bloque y los ocupantes salieron y huyeron en múltiples direcciones, dijo Carter.

  Segun las autoridades el funeral fue para Donnie Weathersby, quien fue asesinado a tiros el 14 de julio en Englewood. La Policía dijo que el incidente se debió a un “conflicto de pandillas” y que una investigación encontró que el asesinato de  Weathersby estaba “relacionado con un tiroteo anterior y un incidente de asesinato”.

“Lo más probable es que un tiroteo en Chicago siempre conduzca a algún tipo de represalia”, dijo Brown.