Fraude, mala conducta y despilfarro en escuelas públicas 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

 

 

El Chicago Hispano

 

Las Escuelas Públicas de Chicago (CPS) registraron pago de horas extras sin control, la pérdida del estudiantes y denuncias de conducta sexual inapropiada, de acuerdo con el informe anual de la Oficina del Inspector General de la Junta de Educación de la ciudad, que detalla la existencia de fraude, mala conducta y despilfarro. 

 

El organismo de control alertó sobre el elevado aumento de los salarios extra para el personal escolar en los últimos años, el aumento de las denuncias de conducta sexual inapropiada y la práctica de las escuelas que etiquetan erróneamente a los estudiantes como transferidos cuando faltan a la escuela.

 

El reporte detalla estos y docenas de otros casos de fraude, mala conducta e irregularidades en un amplio informe anual de 120 páginas. Destacan las clasificaciones erróneas de los estudiantes que faltan a clases, el exagerado “pago extra” para empleados escolares en la pandemia, y quejas de abusos sexuales

 

El inspector general Will Fletcher dijo que su oficina recibió 1,825 denuncias y abrió investigaciones sobre 725, o alrededor del 40%, de ellas. 

 

Cientos de denuncias de conducta sexual inapropiada se retomaron por una unidad especial de investigadores creada en 2018, que también investiga denuncias recibidas en años anteriores.

 

Sobre la clasificación errónea de estudiantes que faltan, el informe reconoce la situación en todo el distrito como un “problema crónico” de escuelas que no documentan las transferencias y pérdida de niños como exige la ley y la política de CPS”. Desde 2014, se han registrado otras cinco investigaciones sobre el tema. 

 

Este año, se encontraron “extensas pruebas” de que las escuelas de todo el distrito están etiquetando erróneamente a los estudiantes como transferidos cuando faltan a la escuela, se pierden o han abandonado los estudios. Fletcher, destacó la falta de seguimiento del distrito para corregir estos problemas.

 

El inspector general recomienda que el distrito verifique la transferencia de datos de verificación y cree un proceso para responsabilizar a las escuelas por informar datos falsos al distrito.

 

Respecto al elevado pago, el organismo de control encontró un aumento dramático en las horas extra, los estipendios y otros pagos extra que gana el personal por asumir trabajo adicional, incluido el entrenamiento y la supervisión después de la escuela. 

 

Según el informe, CPS pagó $73.9 millones en pago extra, horas extra y estipendios en 2021, un aumento del 74 % con respecto a cinco años anteriores. El inspector general solicitó al distrito aumentar la transparencia y revisar la forma en que rastrea cómo es que el personal gana un pago adicional más allá de sus salarios.

 

El informe destaca varios casos de fraude, incluido el de un empleado que cobró $150,000 en pago extra durante cuatro años con evidencia en video de su presencia en un casino o en otro lugar. Desde 2019, los investigadores encontraron que el personal participa en el llamado «marcado de amigos» en el que registraban la entrada o la salida de otros empleados. 

 

En otra investigación, se encontró que CPS no había protegido a a los estudiantes contra la conducta sexual inapropiada y el abuso por parte de adultos en el sistema. Fletcher dijo que la unidad especial en su oficina estaba “inundada de quejas” desde que se creó y ha estado dotando de personal y mejorando la forma en que maneja las denuncias. 

 

Desde 2018, la unidad especial de investigación ha confirmado violaciones de políticas en 302 casos y sus investigaciones han dado lugar a al menos 16 cargos penales por delitos relacionados con el sexo contra estudiantes de las Escuelas Públicas de Chicago. Solo este año, se cerraron más de 600 de estos casos, el doble de lo que se cerró el año pasado.

 

El organismo de control sigue de cerca el gasto del distrito de $ 2.8 mil millones en dólares federales de ayuda por COVID, la mayor parte de los cuales se destinan a salarios y beneficios para el personal actual y algunos nuevos. 

 

También abrió una investigación sobre la asignación automática en escuela secundaria de estudiantes a un cuerpo militar, sin autorización de los padres, principalmente de latinos y afros en los lados sur y oeste, donde encontró cómo causa la falta de un programa regular de educación física.

 

Edición Digital

Edición Digital

Últimas Noticias