Fin de la cooperación de la policía de Chicago con el ICE

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
La actualización de la Ordenanza “Ciudad de Bienvenida” consiguió entrar en vigencia a partir de la firma de la alcaldesa Lori Lightfoot, el pasado 23 de febrero, finalizando la cooperación de la policía de Chicago con los agentes federales de inmigración para deportar a extranjeros indocumentados.
En enero el Concejo Municipal aprobó la actualización, la cual cierra las lagunas en la ordenanza original. “Chicago ha sido una ciudad acogedora y una ciudad de inmigrantes desde su fundación, y con orgullo”, dijo Lightfoot tras la firma.
Se prohibirá a las agencias de la ciudad detener a personas únicamente porque podrían estar en los Estados Unidos sin permiso legal y transferir a cualquier persona a la custodia de ICE para la aplicación de leyes de inmigración.
Según la enmienda, la policía de Chicago tampoco podrá cooperar con los agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) si los nombres de los arrestados están en la base de datos de pandillas de Chicago, si tienen cargos o condenas en sus antecedentes o cuentan con órdenes de arresto.
Los partidarios de la ordenanza confían en que los integrantes de la comunidad de inmigrantes de Chicago ahora tendrán más confianza en que pueden llamar a la policía y cooperar con las investigaciones policiales sin temor a ser deportados.

Edición Digital

Edición digital
anuncio1
anuncio 3

Últimas Noticias