Escasez de salvavidas en Chicago

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

El Chicago Hispano

 

El Distrito de Parques retrasó la fecha para abrir menos de la mitad de las piscinas cubiertas y al aire libre de la ciudad, del 24 de junio al 5 de julio, debido a la escasez de salvavidas, situación agravada por los bajos salarios, ausencia de equipamiento en algunas áreas y suspensión de programas de natación.

 

En un comunicado el distrito informó la apertura de solo 37 piscinas en toda la ciudad y el acceso limitado a cuatro áreas pequeñas de playa que administra, con el fin de asegurar el 55% de la cantidad prevista de salvavidas contratados para playas y piscinas, equilibrando su distribución.

 

El Distrito de Parques administra 49 albercas al aire libre y 28 interiores, además de trabajar con las Escuelas Públicas de Chicago en el manejo de piscinas escolares para uso comunitario, en vecindarios donde los residentes carecen de una en el parque local.

 

El retraso se debe a que solo el 9 % de los puestos de salvavidas se cubrieron días antes de la fecha original de apertura de estos sitios de recreación popular, debido a la demanda de socorristas de temporada calificados que aún no se lograba cubrir en las playas.

 

Los bajos salarios son una razón de la escasez de salvavidas, por lo que muchos jóvenes entrenados buscaron este verano mejores oportunidades laborales, según reportes periodísticos. El distrito requiere una capacitación de más de 26 horas, otorga un bono de firma de $600 y un pago de $15.88 por hora.

 

Además, el recorte y suspensión de programas de natación desde el inicio de la pandemia, la falta de mantenimiento de instalaciones y la desorganización en la contratación aumentaron el problema para abrir todas las piscinas a tiempo con el número necesario de salvavidas. 

 

La  portavoz del Distrito de Parques, Michele Lemons, explicó que la escasez de salvavidas es un problema nacional, y que en Chicago todos los salvavidas que completaron con éxito el proceso de contratación fueron asignados a una de las playas, pero habrá una reasignación para cubrir las piscinas según sea necesario.

 

Lemons aseguró a la prensa que el distrito tiene previsto establecer incentivos de contratación de salvavidas, que incluyen la opción de guardias estacionales para asegurar un empleo permanente en el distrito durante todo el año apoyando el horario de las piscinas y la reinstalación de programas.

 

Las 37 piscinas, 15 cubiertas y 22 al aire libre, que decidió el Distrito de Parques abrir el 5 de julio, se eligieron para ofrecer a los residentes de Chicago la mayor cantidad de opciones seguras para nadar dentro de las dos millas de su hogar este verano, informó la agencia local.

 

Edición Digital

Edición Digital
anuncio1
anuncio 2

Últimas Noticias