Inicio Viajes En crisis las aerolíneas pese a la ayuda gubernamental

En crisis las aerolíneas pese a la ayuda gubernamental

181
Compartir

La pandemia cambió la forma de viajar por aire, y en el regreso a la nueva normalidad las fronteras siguen cerradas, hay prohibiciones y bloqueos obligatorios en todo el mundo. En este inusual panorama las líneas aéreas buscan cómo sobrevivir, a pesar del apoyo federal recibido en casi todos los casos, debido a una caída de la demanda hasta en 95%.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) estima que el brote de coronavirus, aún no superado en el mundo, amenaza un total de 2,7 millones de trabajos de aerolíneas, y en su conjunto están en riesgo 25 millones de empleos relacionados con la aviación.

Las aerolíneas de Estados Unidos obtuvieron apoyo federal por un total de 50 mil millones de dólares. Sin embargo, las empresas principales, American Airlines, Delta, United y Southwest, reportaron pérdidas combinadas por $4.5 millones para el primer trimestre del año y anticipan una caída mayor para el segundo.

Las cuatro empresas acordaron recortes de sueldos o vacaciones no pagadas a cerca de 100,000 empleados. Delta, con sede en Atlanta, se desprenderá de sus aviones viejos, y American Airlines, con sede en Fort Worth, Texas, de 80 naves y recortará en 30% su plantilla laboral de dirección y administración para reducir su tamaño.

United Airlines, con sede en Chicago, decidió disminuir a tiempo parcial el trabajo del 30% de sus empleados administrativos de aeropuertos, y redujo 90% su horario internacional. Mientras que Southwest Airlines, con sede en Dallas, revisa ajustes internos ante una caída de sus acciones de casi 50%.

La situación es similar en el resto del mundo. En Alemania pese al acuerdo del gobierno federal para salvar a Lufthansa la empresa mantiene 700 aviones en tierra y pérdidas por mil 200 millones de euros en el primer trimestre. Francia y Holanda también entraron al rescate de sus aerolíneas que perdieron el 95% de su actividad, otorgando más de 7 mil millones de euros para Air France y 4 mil millones de euros a KLM.

Las líneas sudamericanas Avianca y Latam Airlines optaron por acogerse a la ley de quiebras de Estados Unidos, por lo cual deberán cumplir con un proceso de cuatro etapas que puede durar hasta un año y medio, pero que les dará la oportunidad de salir reorganizadas.

Además, la empresa estadounidense Boeing, que diseña, fabrica y vende aviones, anunció el despido de casi 7,000 trabajadores, y Rolls-Royce, fabricante británico de motores para aviones, informó del recorte de 9,000 empleos y sentenció que al menos pasarán dos años antes de que se recupere el mercado de la aeronáutica comercial. Boeing y la europea Airbus declararon pérdidas combinadas en el primer trimestre por $1.16 mil millones de dólares.