El alcalde de los más jóvenes

Facebook
Twitter
LinkedIn

El voto juvenil fue clave en el triunfo de Brandon Johnson, aseguran analistas.

 

El Chicago Hispano

 

Los votantes de 18 a 24 años, ayudaron a Brandon Johnson a convertirse en el próximo alcalde de Chicago, al aumentar su participación en un 30 por ciento en la segunda vuelta en comparación con la elección de febrero, de acuerdo con los registros de las votaciones.

 

Los votantes mayores aún eran la mayoría del electorado que acudía a las urnas, pero el ahora alcalde Johnson, de 47 años, buscó el apoyo de los jóvenes, incluyendo funcionarios progresistas, artistas y personas influyentes, a través de mítines en universidades y centros recreativos, dijo su equipo de campaña.

 

La estrategia para atraer a los votantes más jóvenes de la ciudad, aun cuando en su mayoría no participan en las elecciones, funcionó. El 4 de abril acudieron a las urnas en cantidades superiores a la votación del 28 de febrero, mientras que parte de los votantes mayores se quedaron en casa.

 

De acuerdo con los primeros resultados, los votantes de 44 años o menos fueron el 59.29% del electorado en la segunda vuelta, en comparación con el 49.18% que representaron el 28 de febrero. Los jóvenes votantes reportaron aumentos en todos los grupos de edades, principalmente entre los de 18 a 24 años.

 

Los votantes de 24 a 34 años aumentaron su participación en 24% y los de 35 a 44 en casi 10 %. En tanto, los de 45 a 54 años registraron un aumento de solo 4%, y los grupos de mayor edad tuvieron ligeras caídas.

 

Los analistas políticos afirman que el voto juvenil fue importante en el triunfo de Johnson, pero no restaron valor al patrocinio del Sindicato de Maestros de Chicago, ni al respaldo de numerosos funcionarios y organizaciones progresistas locales, a diferencia de su opositor Paul Vallas, de 69 años, quien mantuvo siempre un perfil conservador.

 

Una decisiva labor de Johnson en la búsqueda directa del electorado convirtió a grupos de tradicional indiferencia y baja participación en votantes conscientes entorno a un candidato que era poco conocido al inicio de la elección, declaró su equipo. Ganó la alcaldía con más del 52 % de los votos.

 

Johnson, comisionado del condado de Cook y exorganizador del Sindicato de Maestros, ganó 29 de 50 distritos políticos, arrasó en los de mayoría afroamericana, después de no ganar ninguno en la elección de febrero, y obtuvo seis de mayoría hispana frente a los nueve de Vallas, exdirector ejecutivo de las Escuelas Públicas de Chicago.

Será el alcalde 57 de la ciudad, el cuarto afroamericano en la historia de Chicago, y el primero procedente del West Side en 90 años, después de Anton Cermak, quien murió en el cargo en 1933. Johnson reside en el vecindario de Austin desde hace más de una década.

 

Su joven familia está integrada por su esposa, Stacie,  dos hijos, Owen, de 15 años, y Ethan, de 10, así como una hija, Braedyn, de 8 años. El nuevo alcalde de Chicago Brandon Johnson prestará juramento el 15 de mayo. 

 

Prometió una administración progresista, con cambios radicales en la forma en que la ciudad grava a los ricos, financia iniciativas para personas sin hogar y patrocina servicios de salud mental. En materia de seguridad, se enfocará en las causas del crimen, con una mayor inversión en el desarrollo de vecindarios.

Edición Digital

Últimas Noticias