Inicio Chicago Dueños de cafés desesperados por abrir

Dueños de cafés desesperados por abrir

183
Compartir

Los dueños de restaurantes reclaman un proceso de aprobación de permisos más rápido para expandir sus negocios al aire libre con cafés y patios en las aceras, aprovechando la reapertura parcial autorizada desde el 3 de Junio.

La ciudad informó en un comunicado que ha recibido más de 800 solicitudes para establecer un café en la acera este año, cerca de la mitad de ellas llegaron desde marzo, de acuerdo con el Departamento de Asuntos Comerciales y Protección al Consumidor de Chicago.

Dijo que se está trabajando en un proceso temporal y simplificado para aprobar estas solicitudes, pero aún se encuentran en proceso los permisos de uso de la vía pública que habían entrado con anticipación. “Hasta ahora se han emitido 324 permisos, y existen otros 417 aprobados que se mantienen en las etapas finales de emisión”, precisó.

Los restaurantes necesitan un permiso específico, generalmente requerido para cualquier tienda con letreros, toldos, y bancos que se extiendan a la propiedad pública para expandir la comida al aire libre en sus aceras. A través de sus organizaciones locales, los empresarios están presionando para obtener esos permisos en el menor tiempo posible.

Todo el proceso de permiso de “Sidewalk Café” puede tomar de 30 a 45 días y tiene una tarifa mínima de $600 dólares, dependiendo del tamaño y la ubicación del espacio exterior. Obtener la autorización puede ser un proceso largo que requiere la aprobación del Concejo Municipal. dependiendo del tamaño y la ubicación del espacio exterior.

La alcaldesa Lori Lightfoot se comprometió a acelerar y simplificar el proceso de permisos para abrir cafés al aire libre, Pero para los restaurantes ubicados lejos de los corredores que abrieron para las cenas esta opción podría no ser financieramente correcta debido a problemas de capacidad y el requisito de distanciamiento social de seis pies entre las mesas.

Es decir, abrir como café con solo dos mesas afuera no funcionaría como negocio. Sin embargo, el permiso significa una opción para los restaurantes que no están en los corredores abiertos, y no tienen ningún tipo de espacio para comer al aire libre.

La Cámara del Este de Lakeview está buscando formas en que los cafés en las aceras puedan extenderse más allá de las líneas de propiedad de los restaurantes en lotes de negocios vecinos o espacios de estacionamiento en las calles cercanas, y bloquear ciertas áreas públicas como lugares comunes designados donde los comensales pueden tomar las órdenes de sus restaurantes para comer.