Contratará CPS 2,000 trabajadores suplentes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Las Escuelas Públicas de Chicago (CPS) contratarán 2,000 nuevos empleados para que asuman tareas relacionadas con la pandemia y llenen los vacíos en el personal una vez que los  planteles regresen a clases presenciales en enero próximo.

La medida recibió el rechazo del sindicato de maestros, el cual intentó sin éxito detener la reapertura planificada de las escuelas de CPS prevista para el próximo 4 de enero. La Junta de Relaciones Laborales Educativas  falló en su contra la semana pasada.

El plan de contratación de CPS representa uno de los mayores desafíos de reabrir el tercer distrito más grande del país durante una emergencia de salud pública. Una de las responsabilidades principales de la mitad de los nuevos puestos será la supervisión de estudiantes, de acuerdo con el anuncio de empleo.

La promoción indica que el nuevo personal supervisará a los estudiantes que aprenden en persona pero que su maestro sigue enseñando en forma remota, es decir, suplirá de manera presencial al personal que se mantenga ausente por descanso médico.

De acuerdo con el plan de regreso del distrito escolar, los niveles de preescolar y educación especial reiniciarán el 4 de enero, mientras que las escuelas primarias lo harán el 25 de enero. El personal de los planteles escolares regresará una semana antes que los estudiantes.

La mitad de los nuevos trabajos serán los maestros sustitutos, educadores con licencia que sustituirán en las escuelas a la cantidad de los 22,000 maestros del distrito que podrían  solicitar permisos médicos por Covid-19. Los puestos son temporales pero recibirán beneficios.

Los otros 1,000 puestos serán trabajadores a medio tiempo que ganarán $15 la hora, no recibirán beneficios médicos, y tendrán una variedad de responsabilidades en las escuelas además de la supervisión de los estudiantes, como vigilar el distanciamiento social, uso de mascarillas, transportar y distribuir suministros en las escuelas y realizar exámenes de salud a la entrada.

Con la reapertura escolar tan cercana, se desconoce qué tan rápido el sistema escolar podrá contratar a los 2,000 trabajadores, aunque se estima que entre dos y cuatro puestos nuevos se asignarán a cada escuela que reabrirá en enero próximo. Ninguno de los nuevos puestos requiere tener residencia en Chicago.

Edición Digital

Edición digital
anuncio1
anuncio 3

Últimas Noticias