Chicago necesita una estrategia ya

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Se afirma que la noticia no es que un perro muerda a un hombre, sino que un hombre muerda un perro. 

   Con el tiempo, las muertes de niños víctimas de la desenfrenada violencia en Chicago se están convirtiendo -lamentablemente- en esas noticias del ‘perro que muerde al hombre’, cuando debería de ser lo contrario.

   La muerte de un niño de 4 años, durante el fin de semana de “Labor Day”,  es sin dudas otra noticia desgarradora que, como otras, podrían perderse en la red en un par de semanas.

   Ya sea por una bala perdida de la guerra entre pandillas, o la venganza de un grupo rival contra sus familiares, los niños y otras personas inocentes mueren en Chicago cada semana por disparos de armas de fuego.

  Preocupada por ese escenario,  la alcaldesa Lori Lightfoot, dijo que “la gente de los vecindarios que está disparando es conocida por la gente de los vecindarios” y que entiende que existe temor en la comunidad, pero que hay que dar un paso al frente y “hacer que tu fe supere tu miedo”, especialmente cuando las víctimas son niños.

   Pero alcaldesa, ante esta dura realidad, la fe por sí sola y “dar un paso al frente, no van a parar la locura de los tiroteos y muertes por violencia en la ciudad, se necesita una estrategia efectiva por parte de las autoridades.

  Las cifras de crímenes son de espanto: Chicago continúa superando los totales de tiroteos y homicidios de 2020 durante los primeros ocho meses del año, luego de que el mes pasado se registraron 78 homicidios, lo que lo convierte en el segundo agosto más mortífero desde 1996, según datos de la Policía de Chicago.

 

Datos oficiales muestran que la ciudad ha registrado 524 homicidios y 2,344 tiroteos en lo que va de 2021. Esos totales aumentaron un 3 por ciento y un 9 por ciento respectivamente, en comparación con el mismo período del año pasado.

 En ese total se incluye el asesinato de la oficial de policía Ella French, quien recibió un disparo mortal durante una parada de tráfico a principios del mes pasado.

Al cierre de esta edición, cerca de 3,000 personas habían recibido disparos durante este año, una cifra mayor al mismo periodo del 2020.

 El superintendente de la Policía de Chicago, David Brown, dijo que entiende “profundamente lo importante que es para nuestros residentes sentirse seguros dentro de nuestros vecindarios en toda la ciudad”, 

  Según Brown, la policía está rediseñando estrategias de lucha contra el crimen para detener el aumento en los crímenes y brindar una mayor sensación de seguridad a nuestras comunidades”.

   Los ciudadanos demandan que esas estrategias empiecen a arrojar resultados ya, porque si algo hay algo que no deja dudas es que muchos no sienten la sensación de seguridad, y el crimen sigue cobrando víctimas inocentes.

 

Redacción ElChicagoHispano

Edición Digital

Edición digital
anuncio1
anuncio 3

Últimas Noticias