Chicago demandará a sus pandilleros

Facebook
Twitter
LinkedIn

El Chicago Hispano

 

Chicago podría comenzar a demandar a los pandilleros para tomar sus activos -armas, dinero y otros bienes- a partir de una ordenanza que promueve la alcaldesa Lori Lightfoot, estrategia que se utiliza en los suburbios desde hace más de 20 años con resultados mixtos.

 

Lightfoot dio a conocer su propuesta de ordenanza que tiene como propósito combatir la violencia armada: consiste en permitir que los abogados de la ciudad demanden a los pandilleros en un tribunal civil, los expongan por lo que son e incauten sus activos. 

 

“Proponemos una herramienta que nos permita perseguir a las violentas bandas callejeras y quitarles el afán de lucro, al incautar bienes que han podido adquirir por su actividad violenta en nuestros vecindarios, donde está matando a nuestros niños, dejando un rastro de sangre, muerte y miseria a su paso”, dijo la alcaldesa. 

 

De acuerdo con la ordenanza, la ciudad podría confiscar ganancias de la actividad relacionada con las pandillas, así como propiedades derivadas de esas ganancias, y cualquier propiedad que se use directa o indirectamente para facilitar su actividad. También se impondrían multas de entre 500 y 10,000 dólares por cada delito.

 

Además del costo de los daños punitivos y el costo de los honorarios de los abogados a cuenta del demandado, la ordenanza establece que al menos el 50 por ciento de los ingresos recaudados a través del litigio se dedicarán al apoyo de las víctimas y testigos de actividades relacionadas con las pandillas callejeras.

 

La propuesta de la alcaldesa recibió críticas debido a que la base de datos de pandillas que tiene Chicago contiene muchos errores que han arruinado vidas. Se ha comprobado que las pandillas tampoco son responsables de la mayoría de los homicidios en la ciudad, y que el decomiso no ataca la causa central de la violencia.

 

Algunos concejales afirmaron que la base de datos de pandillas del Departamento de Policía de Chicago tiene, entre otros problemas, el registro de miles de personas con varias fechas de nacimiento, señaladas como pandilleros sin una afiliación específica o  explicación.

 

Un reciente análisis de datos oficiales realizado por el medio periodístico especializado The Trace asegura que en 34,000 tiroteos registrados en la última década en Chicago, menos de tres de cada 10 de ellos se consideraron relacionados con pandillas.

 

En tanto, la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU) de Illinois aseguró en un comunicado que la ciudad corre el riesgo de demandar a personas equivocadas. Sostiene que ya existen leyes para confiscar propiedades a personas involucradas en delitos y la confiscación de activos civiles no garantiza reducir la violencia armada.

 

La Ley de Prevención de Pandillas Callejeras de Illinois ha permitido en los condados demandar a los pandilleros, con daños monetarios y órdenes judiciales que les prohíben asociarse entre sí y poseer armas, aunque en gran parte de los procesos no han logrado aplicar las sanciones por diferentes razones.

 

Redacción ElChicagoHispano

Edición Digital

Edición Digital

Últimas Noticias