Cerca de 21,000 jóvenes en sistema de crianza de Illinois

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

 

 

El Chicago Hispano

 

El sistema de crianza de Illinois carece de suficientes hogares temporales que alberguen a niños y jóvenes con características especiales de raza, necesidades médicas, entre otras, de acuerdo con información del Departamento de Servicios para Niños y Familias de Illinois (DCFS).

 

En la actualidad, en el estado hay cerca de 21,000 jóvenes que viven en el sistema de crianza. De ellos, 8,600 están con familias temporales, 11,300 con familiares y 600 en hogares e instituciones grupales, pero subsiste la dificultad para ubicarlos en los sitios más convenientes, dice.

 

Entre las necesidades, menciona la escasez de hogares de crianza temporal para grupos de hermanos, adolescentes, jóvenes afroamericanos y latinos, niños con necesidades médicas especiales, madres adolescentes y sus bebés, así como  jóvenes LGBTQI + (lesbianas, gays, bisexuales, transgénero, queer/y o cuestionadores, e intersexuales).

 

El DCFS alienta al público para convertirse en familias de crianza con licencia, que abran sus corazones y hogares dando un refugio seguro temporal a los jóvenes vulnerables, quienes quedan al cuidado de la agencia estatal por las cortes locales cuando sus familias no pueden cuidarlos de manera segura. 

 

El departamento trabaja con la familia para hacer los cambios positivos necesarios para reunirse con sus hijos, mientras que las familias de crianza temporales les proporcionan hogares donde los niños son protegidos, nutridos y amados.

 

“Los jóvenes colocados bajo nuestro cuidado necesitan un hogar estable y fuertes conexiones con su escuela, amigos, hermanos y otros miembros de la familia para prosperar. Las familias de crianza proporcionan todo esto y más”, explicó en un comunicado Marc D. Smith, director de DCFS.

 

El departamento y una red de agencias privadas asociadas ofrecen una variedad de apoyos a las familias de crianza, incluido un estipendio mensual para las necesidades básicas del niño, como alimentos, ropa y costos de vivienda; una tarjeta médica;  servicios terapéuticos, educativos y recreativos.

 

Además, apoyo en situaciones de crisis, acceso a trabajadores sociales, programas de capacitación y grupos de ayuda para satisfacer las necesidades del niño y la familia. Estas familias de crianza también se convierten en parte de un equipo, al trabajar con el departamento, agencias privadas, familias biológicas, consejeros, médicos y la corte.

Hay muchos tipos de cuidado de crianza, incluyendo cuidado tradicional, cuidado de emergencia/cuidado del refugio, cuidado médico/terapéutico, cuidado de pariente / parentesco, cuidado de relevo / cuidado a corto plazo y cuidado Tribal.

 

El proceso de licencia para convertirse en un padre de crianza puede tomar hasta seis meses, lo que implica participar en una evaluación social e inspección de la vivienda; completar un adiestramiento sobre el cuidado de crianza y las necesidades de los niños que están bajo este tipo de cuidado.

 

También, completar un antecedente criminal de todos los miembros del hogar; ser financieramente estable; completar un examen de salud. Los padres de crianza deben tener al menos 21 años y pueden estar casados, en unión civil, solteros, divorciados o separados. 

 

Pueden trabajar a tiempo completo o parcial, ir a la escuela o ser padres que se quedan en casa; y alquilar o ser propietario de su propia casa. Con el objetivo de mantener a los niños seguros, el DCFS fortalece y apoya a las familias con una amplia gama de servicios. 

 

Cuándo se saca a un niño de su hogar la prioridad es mantenerlo a salvo, pero el DCFS hace todo lo posible para reunirlo con su familia siempre que sea posible. De no ser conveniente, se compromete a buscar la adopción por familias amorosas para proporcionar a los niños un hogar seguro y permanente. 

 

“Tomar la decisión de convertirse en un padre de crianza temporal es un compromiso serio hacia un niño que necesita estabilidad y amor”, agregó Smith. El DCFS también es responsable de la licencia y la supervisión de todas las agencias de bienestar infantil de Illinois. 

 

Redacción El Chicago Hispano

 

 

Edición Digital

anuncio1
anuncio2
anuncio 3

Últimas Noticias