Alza del salario mínimo en ciudades no en el Congreso

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Durante los últimos años la mayor parte de la acción real sobre salarios mínimos tuvo lugar en los estados, condados y ciudades, no en Capitol Hill, asegura el Pew Research Center ante la propuesta fallida de aumento salarial de $15 por hora que el Congreso dejó fuera del paquete de ayuda federal por Covid-19.
“El salario mínimo a nivel nacional se ha mantenido en $7.25 dólares la hora desde 2009, y parece haberse estancado una vez más a pesar del amplio apoyo público a la idea de duplicarlo”, dice en un análisis. Sin embargo, solo 21 de los 50 estados mantiene la tarifa federal, mientras que el resto reporta cambios frecuentes, incluso a nivel de ciudades.
Los 21 estados que aplican el salario mínimo federal representan el 40% de todos los trabajadores asalariados de Estados Unidos, cerca de 56.5 millones de personas, según el estudio de Pew. En tanto, en 29 estados y el Distrito de Columbia los mínimos son más altos, desde $ 8.65 en Florida a $ 15 en D.C.
Si el propósito es aumentar el salario mínimo, reitera el informe, la mayor parte de la acción es en ciudades y estados, no en el Congreso federal. Por ejemplo, en noviembre pasado los votantes de Florida aprobaron la Enmienda 2, que aumentará gradualmente el mínimo estatal hasta los $ 15 en 2026.
Además, en ocho estados con salarios mínimos más altos que la tarifa federal, algunas ciudades y condados adoptaron ordenanzas locales que establecen tasas aún más altas, aceleran programas para aumentos futuros o ambos. Ninguno de los estados con el mínimo federal tiene montos locales más altos.
La investigación encontró, por ejemplo, al menos 46 ciudades y condados, la mayoría de ellos (36) en las áreas de Los Ángeles y la Bahía de San Francisco, California, con mínimos superiores. El salario mínimo local más alto del país, de $ 16.84, se encuentra en Emeryville, un suburbio de San Francisco.
Los habitantes de Illinois recibieron el 2021 con un aumento adicional en el salario mínimo que lo ubicó en $ 11 dólares la hora, como resultado de una ley promulgada el año pasado por el gobernador JB Pritzker que establece aumentos de $1 por hora cada 1 de enero hasta llegar a los $ 15 para el 2025.
En el 2020 el mínimo de Illinois tuvo su primer alza desde el 2010 para llegar a $ 9.25 la hora el 1 de enero, y la segunda el 1 de julio a $10. Una década antes pasó de la tarifa federal a $ 8.25 por hora. En el condado de Cook es $ 13, mientras en Chicago de $ 13.50 para negocios pequeños, de 4 a 20 empleados, y de $ 14  para grandes empresas.
Las leyes que rigen los salarios mínimos varían ampliamente según el estado. En los 21 donde se aplica la tarifa federal, excepto Wyoming, prohíben que sus ciudades y condados adopten mínimos más altos, 18 han anulado leyes locales al respecto a través de estatutos estatales, y en dos sus leyes les prohíben la promulgación de mínimos locales.
El salario mínimo federal de $ 7.25 es igual para la mayoría de industrias y ocupaciones, aunque empleados que reciben propinas, estudiantes, trabajadores agrícolas y jóvenes aprendices pueden recibir un pago menor según las circunstancias. Los estados, ciudades y condados establecen una gama de mínimos para diferentes tipos de empleadores.
Por ejemplo, Nevada establece $ 8 por hora para empleadores que ofrecen beneficios de salud a sus trabajadores, pero exige $ 9 a quienes no lo hacen. En Seattle es $ 16.69 para la mayoría de empresas, pero negocios pequeños pueden pagar $ 15 si las propinas o beneficios equivalen a $ 1.69 por hora.
La mayoría de los estados con mínimos más altos que los federales también han actuado para automatizar el proceso de ajuste del salario mínimo, en lugar de dejarlo a los caprichos legislativos año tras año. En 10, más D.C., aumenta anualmente en función de algún tipo de índice de inflación o costo de vida, para preservar su poder adquisitivo actual, indica Pew.

Edición Digital

Edición digital
anuncio1
anuncio 3

Últimas Noticias