Alcaldesa incluye en presupuesto a nuevos inmigrantes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Lori Lightfoot presenta su propuesta para 2023 que incluye más fondos para la prevención de la violencia comunitaria y la atención a la salud reproductiva.

 

El Chicago Hispano

 

La alcaldesa de Chicago, Lori Lightfoot, propuso un presupuesto para el 2023 de 16.4 mil millones de dólares, incluyendo el fondo federal de ayuda por Covid-19, de los cuales destinará 5 millones para ayudar a los inmigrantes que son transportados en autobús a Chicago desde Texas. 

 

El plan presupuestal también prevé 3.1 millones de dólares en apoyo al aumento en la demanda de abortos por la prohibición en estados aledaños. Además, habrá incrementos en los fondos para el Departamento de Policía de Chicago, recursos a salud mental y más inversiones en programas de vivienda.

 

Lightfoot justificó la ayuda a los nuevos inmigrantes por el reciente aumento en la necesidad de recursos disponibles para atender a decenas de personas que siguen llegando en autobuses a Chicago procedentes de Texas.

 

La alcaldesa detalló su “presupuesto de estabilidad”, como lo denomina, que invertirá en la prevención de la violencia comunitaria, la atención a salud reproductiva, recursos a salud mental, prevención del cambio climático, asistencia a las familias y otras iniciativas progresistas.

 

El presupuesto de la alcaldesa ya no incluye un aumento al impuesto a la propiedad del 2.5%, como se anunció anteriormente, que significaría un alza en 42.7 millones de dólares dirigidos al pago de pensiones. 

 

La mandataria local dijo que la ciudad espera 260 millones de dólares más en ingresos en 2022, lo que le permitirá evitar el aumento de impuestos y cerrar un déficit proyectado de 128 millones de dólares, mientras atiende las pensiones con una nueva política de fondos de prepago. Será el primer año en que se cuente con ingresos del futuro casino de Chicago, con 40 millones de dólares. 

 

Sin embargo, gran parte de la programación presupuestal continúa respaldada por un superávit

inesperado de 1.9 mil millones de dólares en fondos federales de estímulo por el Covid-19, por única vez. Esos fondos han ayudado a la alcaldesa a ofrecer programas como el piloto de ingresos básicos garantizados.

 

La ciudad tiene hasta 2024 para asignar y hasta 2026 para invertir los fondos federales de ayuda por Covid-19. Parte de ese gasto este año incluirá un nuevo programa de «casas pequeñas» que ayudará a abordar la asequibilidad de la vivienda, la creación de  la Oficina de Equidad Climática y Ambiental, y aumento al presupuesto del Departamento de Policía, entre otros.

 

La presentación formal que hizo la alcaldesa de su propuesta dio inicio a una serie de audiencias y debates del Concilio Municipal con los departamentos de la ciudad, los concejales y el alcalde. El presupuesto debe ser aprobado antes de fin de año.

 

Edición Digital

Edición Digital
anuncio 2
anuncio 1

Últimas Noticias