Skip to main content
Advertisement

A medida que aumentan los casos de Covid-19 en Estados Unidos, la prudencia aconseja el uso de mascarillas en lugares públicos y precauciones adicionales. Sin embargo, el gobierno no tiene planes de implementar mandatos de mascarillas o imponer “confinamientos”. En las últimas semanas, los casos de Covid-19 y las hospitalizaciones relacionadas han experimentado un aumento en los Estados Unidos, impulsados en parte por la variante ómicron EG.5, recientemente etiquetada como “variante de interés” por la Organización Mundial de la Salud. Ante ello, las farmacéuticas ModeRNA y Pfizer dieron a conocer que han actualizado la información de sus vacunas anti Covid, con el fin de estar listas y contar con dosis disponibles para la próxima temporada de otoño e invierno, que ya están a la vuelta de la esquina. Lo anterior ha llevado a algunos expertos en salud pública a recomendar el uso de mascarillas en público, especialmente para personas con un mayor riesgo de enfermedad grave por Covid-19.

Algunas universidades y empresas han anunciado medidas limitadas que requieren el uso de mascarillas, pero no hay indicios de que el gobierno federal esté planeando implementar restricciones generalizadas debido al Covid-19. Recientemente se han propagado en línea rumores sobre un nuevo confinamiento para el próximo otoño. Algunos políticos también se hicieron eco de esto. El representante republicano Thomas Massie de Kentucky instó a la resistencia contra posibles medidas gubernamentales tiránicas debido al Covid-19 en un mensaje de Twitter.

Advertisement