La Universidad Northwestern está investigando informes anónimos que alegan que al menos tres estudiantes fueron agredidos sexualmente y que también podrían haber sido drogados en casas de la fraternidad en las últimas semanas, dijeron funcionarios de la escuela.

Recientemente, los administradores del campus de Evanston emitieron una alerta de seguridad a los estudiantes  después de que se les dijo que hasta cuatro estudiantes podrían haber recibido una droga de violación durante un evento el 21 de enero en la casa de la fraternidad Sigma Alpha Epsilon.

 Dos de esas mujeres creen que fueron agredidas sexualmente, según el informe, aunque no está claro cómo la persona que informó de los supuestos incidentes sabía de ellos, y que recoge un medio local.

La denuncia anónima fue hecha  un día antes de que la universidad recibiera un segundo informe anónimo sobre un asalto sexual en otra casa de la fraternidad. Según el segundo informe, el ataque también pudo haber implicado el uso de droga para la violación.

Los funcionarios escolares no han identificado públicamente la segunda fraternidad. No está claro si conocen la identidad de la estudiante involucrada en el incidente.

El portavoz de Northwestern, Bob Rowley, dijo que la universidad no conoce las identidades de las cuatro mujeres mencionadas en la queja del 21 de enero. El departamento de policía de la universidad es consciente de la acusación, pero no ha abierto una investigación criminal porque no hay testigos que se quejan.

Rowley dijo que la Oficina de Prevención de Acoso Sexual de la escuela estudia los informes. “Es una situación muy difícil”, dijo.