Ya usted puede usar el  baño en un Starbucks sin necesidad de comprar un café.

La compañía informó a los empleados estadounidenses recientemente que las personas pueden reunirse en sus cafés y patios, incluso si no compran bebidas, y que los baños de la tienda están disponibles para todos.

“Cualquier persona que ingrese a nuestros espacios, incluidos patios, cafeterías y baños, independientemente de si hace una compra, se considera un cliente”, dijo Starbucks en un correo electrónico a los empleados.

El cambio de política sigue a un alboroto por la forma en que dos afroamericanos fueron atendidos en un Starbucks en Filadelfia el mes pasado.

Uno de los hombres pidió usar el baño, pero un empleado le dijo que era solo para los clientes que pagaban. Cuando la pareja se sentó en la tienda sin pedir nada, el gerente llamó a la policía, y los hombres fueron arrestados por allanamiento.

Starbucks luego se disculpó con los hombres y cerró por una tarde 8,000 tiendas en Estados Unidos el 29 de mayo por un entrenamiento de prejuicio racial.