La empresa matriz de Sears y Kmart ha despedido al menos a otros 300 empleados en su sede de Hoffman Estates, solo dos meses después de una ronda de despidos que afectó a 250 trabajadores del área de Chicago y de una semana que anunció planes para cerrar un tercio de las tiendas restantes del minorista.

De acuerdo con reportes de Business Insider, los despedidos son empleados que trabajaban en la sede de la compañía y otras oficinas, quienes recibieron una notificación previa.

La firma Transformco, que compró a Sears y Kmart de la bancarrota a principios de este año, se negó a informar el número preciso de personas que siguen empleadas en sus instalaciones de Hoffman Estates.

La compañía solo expresó en un comunicado que lleva  “un trabajo duro para posicionar a Transformco rumbo al éxito al enfocarnos en nuestras fortalezas competitivas y operaciones que han registrado problemas debido a una mayor competencia y otros factores”.

Agregó que “este proceso resultó en una serie de decisiones difíciles pero necesarias, incluyendo el cierre de tiendas, así como ajustes en nuestras oficinas corporativas y posiciones de campo para reflejar nuestra nueva estructura. Lamentamos el impacto que esto tiene en nuestros asociados y sus familias”, dijo.