Ciudad de México -(EFE) El costo preliminar de la reconstrucción en México, tras los devastadores sismos que azotaron al país en septiembre, ronda los $2.100 millones de dólares, estimó el gobierno.

“Son cifras mayores y muy relevantes que dan contexto a la exigencia que está por delante”, dijo el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, tras aclarar que estos 38.000 millones de pesos (US$2.116)

“Sí hay daños y la cuantificación que se presentó da muestra evidente del reto de la magnitud de daño y del costo que va a representar la reconstrucción”, agregó.

Unas 150.000 viviendas resultaron dañadas y 250.000 personas perdieron sus hogares en varias partes del país a causa de dos potentes terremotos, uno el 7 y el otro el 19 de septiembre, que han dejado al menos 435 muertos.

Peña Nieto dijo que se requerirán 13.000 millones de pesos para reparar escuelas; 16.500 millones de pesos para arreglar viviendas parcial o totalmente dañadas, y unos 8.000 millones de pesos para la reconstrucción de infraestructura cultural.

Mientras que el primer sismo del mes, que ha tenido miles de réplicas, golpeó especialmente a los estados sureños Oaxaca y Chiapas, el segundo causó los mayores estragos en el centro del país, cebándose en la capital, Ciudad de México, así como en Puebla, Morelos y el Estado de México.

Peña expresó además que espera una reasignación de gastos cuando inicien en octubre las discusiones en el Congreso del proyecto de presupuesto del año próximo, que envió su gobierno.

Ello porque los recursos del Fondo de Desastres Naturales (Fonden), que suman 6.036 millones de pesos para este año, “no son infinitos y tienen limitantes”, según el mandatario.

Esperanzas del capital privado

Algunas firmas independientes han cifrado las pérdidas causadas por el más reciente sismo entre US$4.000 y US$8.000 millones, así como un impacto para el crecimiento económico del tercer trimestre, aunque menos fuerte para todo el año.

Según la institución bancaria BBVA, los tres terremotos que sacudieron a México en el mes de septiembre y que dejaron por lo menos 445 muertos y miles de edificaciones dañadas, tendrán un impacto menor en la economía.

“No cambia en absoluto la perspectiva económica. El impacto va ser muy pequeño para México, según nuestros economistas. Son una o dos décimas”, dijo hoy el presidente de BBVA, Francisco González.

BBVA afirma que mantiene la previsión de crecimiento de la nación en el 2,2 % para este 2017 y que aportará más de 7 millones de dólares

a la reconstrucción y equipamiento de escuelas dañadas, una cifra que esperan que siga creciendo y atraiga el interés de otros donantes.

Según el Gobierno mexicano, hay 12.931 centros educativos con daños -577 requerirán una reconstrucción total- con un coste de reparación de 13.650 millones de pesos (unos 638 millones de euros)

Cuando la verdad se derrumba

A raíz de la propagación de noticias falsas del terremoto de 7.1 en la escala de Richter que sacudió el centro del país, surgen en México “verificadores” de información, plataformas digitales cuya

misión es verificar datos.

Al tope la larga lista de “fake news” tal vez esté el rescate de Frida

Sofía, una niña de 12 años que habría quedado sepultada bajo los

escombros de su escuela en la Ciudad de México. Cámaras de televisión

acudieron al sitio para captar las labores de rescate hasta que se

descubrió que toda era un rumor.

Ante estos rumores, el jefe de la Coordinación Nacional de Protección

Civil, Luis Felipe Puente, defendió la actuación del Gobierno federal.

“Es falso que se están demoliendo estructuras donde puede haber

sobrevivientes o personas desaparecidas”, dijo categóricamente,

reportó EFE.

Las noticias falsas también afectan la labor humanitaria de los voluntarios.

Recientemente, se advertía por Whatsapp que hay falsos brigadistas que

aprovechan la solidaridad de quienes los acogen en casa para robar.

De acuerdo con EFE, ni el gobierno de la Ciudad de México ni los

medios de comunicación han reportado un solo caso, aunque sí ha habido

ladrones hurtaron víveres o incluso asaltando a dos voluntarias.

A esta retahíla de informaciones dudosas, o literalmente noticias

falsas, se le suman teorías apocalípticas como la de un inminente

megaterremoto que provocaría una destrucción masiva.

Mucha gente utiliza las redes sociales para compartir este tipo de

bulos, pese a que el Servicio Sismológico Nacional (SMN) no se cansa

en repetir un hecho científico incontestable: “Los sismos no se pueden

predecir”.

Entonces surgió #verificado19s, plataforma digital creada por de

activistas, periodistas y programadores “para buscar formas de

verificar la información que aparecía en medios de comunicación y

redes sociales”, se lee en su sitio verificado19s.org.

El sitio incluye información de la Ciudad de México y de los estados

afectados por el sismo del 19 de septiembre.

También han surgido plataformas digitales como SismoMexico.org,

InfoSismoMx y ComoAyudar.mx para recabar información a fin de llevar

ayuda humanitaria a los damnificados del terremoto.