Miles de personas celebraron esta noche en Miami Beach el centenario de la ciudad en un concierto que reunió a cantantes como Barry Gibb, integrante de The Bee Gees, el tenor italiano Andrea Bocelli o la estrella latina Gloria Estefan.
Todos ellos desplegaron sobre el escenario todo su talento para conmemorar la historia de una isla que va más allá de sus palmeras junto al mar, sus luces de neón en la noche o sus incansables turistas en busca de ocio.
“Lo bueno de estos eventos es que también traen plata a los residentes”, explicó Felipe Ruiz, un dominicano residente en la isla que prefiere la calidad de vida y el clima de Miami Beach a Nueva York o a otras grandes ciudades de Estados Unidos.
Los grandes nombres de este festival, el más grande celebrado hasta ahora en Miami Beach, según indicó la organización, esperaron hasta que el deslumbrante cielo azul se tiñó de rojo y sopló una suave brisa para salir a actuar ante un público dispuesto a pagar hasta 600 dólares por entrada.
Otros, como el argentino Leo Rozenblat, optaron por sentarse en en sus sillas de playa y vivir la emoción de los conciertos desde unas pantallas instaladas al final del recinto, en el amplio espacio que las dunas dejaban lejos del bullicio y las luces de Ocean Drive.
Miami Beach celebrado su aniversario a lo largo de la semana con cien horas de entretenimiento y actividades éxoticas como bodas multitudinarias, ceremonias de nacionalidad para inmigrantes o espectáculos de astronomía, pero el punto final fue el gran concierto musical que reunió a miles de personas en la playa.