Chicago planea invertir $ 2 de los $ 40 millones de dólares de ingresos esperados por un impuesto de congestión de viajes compartidos en mejorar el sistema de CTA de la ciudad, según el presupuesto 2020 de la alcaldesa Lori Lightfoot.

Los otros $ 38 millones se destinarán al tesoro general de la ciudad para ayudar a cerrar un déficit de $ 838 millones. Los expertos en transporte urbano apoyan este impuesto de viaje compartido como un paso para reducir la congestión y alentar el uso del transporte público.

Pero también esperan que una buena parte del dinero recaudado del impuesto de congestión se re-invierta en el transporte público. El gravamen está dirigido a vehículos que transportan a un solo pasajero, en especial a aquellos que entran y salen del centro durante las horas de mayor tráfico, entre las 6 a.m y las 10 p.m.

Los usuarios de un solo viaje que vayan al centro pagarán $ 3 en impuestos de congestión, un aumento de $ 2.25 de la tarifa anterior de 75 centavos por todos los viajes en autobús por la ciudad, de acuerdo con la disposición en el presupuesto de la ciudad  2020 aprobado.

Los servicios de transporte en el centro ya están sujetos a un impuesto de $ 1.25, mientras que los usuarios que viajan fuera del Loop, Near North Side y West Loop tendrán un recorte de 7 centavos en la tarifa de congestión actual de 65 centavos.

Los ingresos tributarios anticipados de $ 40 millones orientados a CTA se suman a $ 16 millones financiados a través de los impuestos actuales de transporte. El plan incluye actualización de la Línea Azul con $ 50 millones y un programa de zona prioritaria de autobuses por $ 20 millones en siete rutas de autobuses hacia los lados sur y oeste.

De acuerdo con un informe de congestión publicado por el la oficina del alcalde, las millas recorridas por los vehículos de transporte en las áreas del centro de 2015 a 2018, incluidos Near West Side, Loop y Near North Side, aumentaron aproximadamente cuatro veces de 38.7 millones de millas a 158.4 millones,

Más del 75 por ciento de esos viajes al centro llevan a un pasajero, lo que agrega presión a las arterias del centro que ya están muy congestionadas, precisa. Sin embargo, Uber, Lyft y otras compañías dicen que es injusto e ineficaz gravar solo sus vehículos sin un informe detallado sobre el impacto de la congestión en el centro, causada por muchas cosas.