El sorpresivo anuncio del congresista federal Luis Gutiérrez de no buscar su reelección para un nuevo mandato,  levantó una serie de especulaciones sobre lo que podría haber detrás de su decisión.

Al explicar sus motivos en conferencia de prensa, el político puertorriqueño dijo que quería estar más tiempo con su familia después de pasar “más de 4000 noches” fuera de su casa en sus 25 años de carrera.

“Quiero escribir el último capítulo de mi vida con Jessica, con Zoraida, con mi familia”, afirmó.

El anuncio tuvo lugar cuando Gutiérrez goza de una popularidad a nivel nacional por su feroz defensa a favor de los inmigrantes indocumentados, su enfrentamiento al presidente Donald Trump por su postura en este tema y su crítica a la situación de Puerto Rico, aún devastado por el huracán Maria.

“Luis es el rostro más visible de nuestra lucha por una reforma migratoria y para ayudar a los Dreamers”, dijo Rigoberto López, un inmigrante mexicano.

Según el congresista otro de los  motivos que lo llevaron a tomar “un nuevo rumbo en su vida” es el haber encontrado a su sucesor: el comisionado del Condado de Cook Jesús “Chuy” García, un ex rival del alcalde Rahm Emanuel en la pasada elecciones municipales.

En las pasadas elecciones para la alcaldía, García fue un duro rival del alcalde Rahm Emanuel, quien recibió un total apoyo de Gutierrez.

Gutiérrez, quien fue taxista, y “Chuy” Garcia crecieron políticamente a la sombra de Harold Washington, el primer alcalde afroamericano de Chicago.

Ante la insistencia de la prensa para que hablara de su futuro, el político de 63 años dejó en claro que continuará su lucha por los dreamers y por reconstruir su natal Puerto Rico.

Dijo además que se unirá a grupos de inmigrantes para construir “una infraestructura que asegure que estemos listos para ganar (las elecciones) en el 2020.

Tras la conferencia de prensa, levantó una ola de especulaciones sobre el futuro del congresista, entre ellos el Suntime, que se preparaba para ser presidente.