La firma aeronáutica Boeing tuvo un aumento del 38 % en sus beneficios netos trimestrales, hasta los 1.336 millones de dólares, según anunció hoy la compañía.
La firma, con sede en Chicago, informó en un comunicado de que su beneficio neto en el primer trimestre fue de 1,87 dólares, frente a los 1,28 dólares que tuvo en el mismo período del año pasado.
Los ingresos trimestrales de la compañía crecieron un 8 % y alcanzaron los 22.149 millones de dólares, ligeramente por debajo de lo que esperaban los analistas.
Boeing señaló que su segmento de aviación comercial generó unos ingresos de 15.381 millones de dólares en el primer trimestre de este año, con un aumento del 21 % respecto a lo logrado en el mismo período del 2014.
En cambio, los ingresos de su sector de defensa, espacio y seguridad tuvieron una reducción del 12 %, hasta los 6.709 millones de dólares.
“Los sólidos resultados operativos y financieros refuerzan nuestra capacidad para seguir ofreciendo un rendimiento competitivo a los accionistas, a la vez que invertimos en tecnología y en nuestro personal”, afirmó el presidente de la firma, Jim McNerney.
Al cierre del trimestre, Boeing tenía una cartera de pedidos que alcanzaba los 495.000 millones de dólares.
Entre enero y marzo pasados, Boeing entregó la primera unidad de su modelo 787-9 Dreamliner, construido en su fábrica de Carolina del Sur.
Los resultados no estaban siendo bien recibidos en Wall Street, ya que sus títulos, incluidos en el Dow Jones de Industriales, estaban liderando las pérdidas de ese grupo, con un descenso del 2,32 % dos horas después del comienzo de la sesión.