La vocera de la Casa Blanca, Sarah Sanders, dijo que Estados Unidos se mantiene firme en su posición de imponer aranceles a las exportaciones mexicanas a partir del próximo lunes 10 de junio, a menos que México se comprometa a tomar medidas importantes para detener el aumento de migrantes centroamericanos.
“Seguimos adelante con los aranceles en estos momentos”, dijo Sanders en un comunicado, en respuesta a versiones de que Estados Unidos estaba considerando demorar la aplicación de los aranceles por el poco tiempo para llegar a un acuerdo con México.
Mike Pence, vicepresidente de Estados Unidos, insistió en que Trump se mantendrá firme hasta que se resuelva la crisis en la frontera con México. Dijo que el vecino país debe tomar medidas decididas contra la inmigración para evitar aranceles.
Las negociaciones continuarán en los próximos días.