Se trata del programa Loyola Community Literacy Center (LCLC), que empezó en 1992 en el campus ubicado a la orilla del lago de la Universidad Loyola de Chicago y que ha operado continuamente durante los semestres de otoño y primavera. En la actualidad funciona en el edificio Dumbach Hall en el campus de Lake Shore, Planta Baja, Sala 06.
Es excepcionalmente beneficioso para los inmigrantes que tratan de aprender inglés de una manera personalizada -distinta de lo que generosamente ofrecen los City Colleges-, porque hay un tutor por cada estudiante, sin ningún costo. Este servicio normalmente cuesta al menos $500 al mes en los centros especializados. Pero paradójicamente no es aprovechado por nuestra comunidad, ya sea por desconocimiento o por desidia. Lo cierto es que, el semestre pasado por ejemplo, NUEVA SEMANA pudo comprobar que algunos tutores estaban de brazos cruzados (es un decir) porque no había suficientes estudiantes que atender y porque otros faltan a clases sin avisar.
“El énfasis en la alfabetización en LCLC se basa en la instrucción uno-a-uno que se da a cada alumno en particular (los llamamos “aprendices”). Trabajamos duro para crear un espacio igualitario donde los alumnos y tutores se reúnen como iguales. Los tutores son entrenados para responder a las necesidades de sus alumnos, pero también para escuchar a los alumnos a ver cuáles son sus objetivos y lo que esperan lograr durante su tiempo en LCLC”, dijo a NUEVA SEMANA Victoria Bolf, una de las gerentes que comparte responsabilidades con Sean O’Brien.
Los tutores son generalmente estudiantes universitarios en Loyola, con algunos estudiantes de posgrado también, informó Bolf. Algunos optan por obtener créditos por la tutoría como parte de una pasantía. “Ellos son supervisados por mi y Sean (O’Brien) y los tutores líderes (Jenny Frey, Roger Bond-Choquete) que tienen una gran experiencia en clases particulares para adultos de lengua extranjera”, agregó.
“La experiencia es muy grata porque los tutores son muy amables y comprensivos. Mi tutora por ejemplo, Athina Bouroukas, es una jovencita admirable porque estudia medicina y casi todo el día está en clases y haciendo prácticas. A pesar de eso, se da tiempo para venir en las noches los martes y jueves a enseñarme inglés sin cobrar nada a cambio”, contó Miriam Tincopa, una estudiante peruana.
Similares comentarios dieron otros estudiantes de tutores como Logan Finucan -estudiante de Ciencias Políticas-, Mary Harmon, Jordan Johnston, Flavius Giurgiu y Grace Hyun, que enseñaron el otoño pasado.
En el programa hay hispanos, pero no son la mayoría a pesar de que es claro que necesitan este servicio. “Es difícil predecir cuántas personas vienen de un grupo demográfico en cada semestre (damos la bienvenida a todo tipo de alumnos), pero el año pasado el mayor número de estudiantes era hispanos desde que he estado aquí”, dijo Bolf quien reveló que tiene mucha experiencia con la comunidad hispana ya que creció en el sur de California, tiene una madrastra mexicana, y trabajó en una escuela de inglés en Los Ángeles antes de trasladarse a Chicago. “Yo hablo español y he vivido tanto en República Dominicana como en Chile y estoy feliz de hablar español con los nuevos estudiantes que pueden estar renuentes a hablar inglés”, acotó.
LCLC, cuya directora es Jacqueline Heckman, es financiado por la College of Arts and Sciences, the Department of English, y por Paul Glassco Fund. Recibe ademeas el apoyo de la Escuela de Graduados.
Bolf es consciente de que muchos inmigrantes no aprovechan este servicio porque el horario de sus trabajos no lo permite, porque llegan cansados de trabajar o porque tienen responsabilidades familiares. “Desafortunadamente no podemos ofrecer cuidado de niños durante la tutoría, pero quiero decir que si hacen un esfuerzo y vienen a LCLC una sola vez a la semana, pueden tener un efecto asombroso en su confianza y competencia en inglés. Porque es gratis y es una enseñanza personalizada uno-a-uno. Creo que es la mejor oferta de Chicago”, finalizó.

Dato importante
• Loyola Community Literacy Center
Edificio Dumbach Hall (campus Lake Shore Universidad de Loyola, Planta Baja, Sala 06 – www.luc.edu/literacy).
• En verano: Tutorías todos los martes de 7 a 9:30 pm, hasta el 23 de julio. (Se puede asistir si registrarse previamente)
• En otoño e invierno: Tutorías lunes, martes, miércoles y jueves (7-9:30pm, después del 23 de septiembre)
• Matrículas estudiantes regulares: Lunes 23 de septiembre (7pm)
• Matrículas nuevos estudiantes: Desde el martes 24 de septiembre (después cualquier lunes, martes, miércoles y jueves 7-9pm)
• En persona o por Facebook: https://www.facebook.com/loyolaliteracy