A través de una línea de transmisión subterránea la compañía Direct Connect Development Co. transportará electricidad generada principalmente por turbinas eólicas en Iowa al área de Chicago, un proyecto que se estima empezaría a funcionar en el 2024.
 
La empresa informó que en este propósito participan tres grandes inversionistas (Copenhagen Infrastructure Partners, Jingoli Power y Siemens Financial Services), quienes financiarán la infraestructura, con un costo de $ 2.5 billones.
 
En la descripción del procedimiento la compañía explica que la línea de transmisión se enterraría en el terreno que corre a lo largo de las vías del ferrocarril, para evitar conflicto con los propietarios de tierras, y se extendería desde Mason City, Iowa, hasta Plano, Illinois.
 
La línea subterránea también conectaría dos redes eléctricas regionales diferentes, lo que permitiría la transferencia de energía renovable entre clientes y productores en ambas zonas.
 
Más del 36 por ciento de la electricidad de Iowa proviene de aerogeneradores en todo el estado. El proyecto SOO Green tiene, además, el objetivo de establecer un estándar con respecto a cómo se desarrollan y construyen las líneas de transmisión en la unión americana.
 
La línea eléctrica subterránea propuesta mejoraría la confiabilidad de los operadores de energía regionales y beneficiaría a las empresas de servicios públicos y los clientes corporativos en Chicago.
 
Una propuesta similar de una compañía diferente para una línea de transmisión de energía se retiró en 2016, cuando los propietarios de tierras expresaron su preocupación por el proyecto Rock Island Clean Line que llevaría electricidad desde el noroeste de Iowa hasta Illinois.