Los retos de Ramiro Cavazos en su nuevo cargo están bien definidos, todos enfocados a lograr el empoderamiento de los emprendedores hispanos en la economía nacional. Sin embargo, uno en especial lo inquieta y lo emociona en la charla con Negocios Now: El acceso al financiamiento.

Redacción Flavia Rodríguez

El nuevo Presidente y Director Ejecutivo de la Cámara Hispana de Comercio de Estados Unidos asegura que hay discriminación y prejuicios que se tienen que romper en este país con el fin de lograr que los empresarios hispanos puedan contar con el capital para impulsar sus negocios, particularmente los pequeños.

“Tenemos que educar a los Estados Unidos para que quiten esas barreras. Que entiendan que si tenemos acceso a ese capital vamos a fortalecer la economía nacional, que este es el futuro del país y requerimos más dinero y habilidad para cuidarnos uno al otro”, dijo en exclusiva con Negocios Now.

Cavazos tiene muy claro que el mayor desafío para los emprendedores hispanos es el recurso financiero. “Hay 1.7 mil millones de dólares para más de 4 millones de empresarios hispanos, quedan fuera muchos pequeños negocios y ellos necesitan ayuda, no nada más el anglo. Se les debe dar esa confianza de prestarles dinero”.

El antiguo consejero delegado de la Cámara de Comercio Hispana de San Antonio expone en la entrevista su plan de acción en esta nueva responsabilidad a nivel nacional: “El objetivo más importante es fortalecer los programas que pueden ayudar a crecer los ingresos de los empresarios pequeños y medianos en Estados Unidos, a través de contratos públicos y privados”.

Para el nuevo líder del empresariado hispano de Estados Unidos esto significa, “fortalecer la salud de los 4.4 millones de empresarios. Si no hacemos eso bien, sus negocios no seguirán creciendo y no serán de alta categoría”. El siguiente punto, prosigue, es trabajar en armonía con el equipo del nuevo consejo de la cámara, “movilizarlo y tener una química buena para ponernos fuertes y avanzar de una manera organizada”.

Un tercer paso importante en su plan de acción es “regresar a la matriz de la institución empresarial”, lo que explica al detalle: requerimos la participación de más de 200 cámaras que han estado aisladas por muchos años. Mi objetivo es organizar las corporaciones y a los empresarios pequeños, luego a las cámaras para tener una fuerza y crear dinero en nuestra comunidad, y trabajar con todos los latinos de cualquier país de origen.

El nuevo dirigente de USHCC no olvida la participación de este sector en temas que lo involucran. “Tenemos que pelear en una serie de asuntos en favor de los inmigrantes que viven en este país para lograr su respeto, así como protegerlos y prepararlos”, asegura sin vacilar.

En este sentido rechaza las acciones que recurren a fomentar el miedo entre los inmigrantes.“No se logra nada con asustarlos que los van a regresar a un país que no conocen, o en el que no quieren estar. !Eso no nos va a ayudar¡, tenemos que abrazar de alguna manera a la diversidad de nuestro país”.

Es por eso que enfatiza al señalar que la responsabilidad de la cámara a su cargo no se limita a temas de agremiados, “Hay que apoyar a los inmigrantes, educarlos, sacar lo mejor de ellos, por que forman parte de la economía. Ese es el trabajo de la Cámara Hispana de Comercio de Estados Unidos, porque esa es la meta que se necesita en este tiempo”.

Ramiro Cavazos agradeció a Negocios Now la difusión de su trabajo, que ha permitido que más empresarios conozcan quién será el nuevo líder del sector. “Estoy muy contento por cómo me ha recibido la membresía de la cámara, gracias a ustedes por la introducción que ofrecieron a sus lectores. Por otro lado, estoy viendo una oportunidad que hay mucho apoyo a la cámara aunque hemos pasado por unos tiempos difíciles de transición, pero la gente nos dará la oportunidad de mejorarnos, de regresar más fuerte como organización”.

Sus palabras sintetizan el deseo de toda una comunidad empresarial: “Tenemos una gran oportunidad de ser la cámara de comercio más importante de los Estados Unidos. Este es un instrumento que mide la fuerza del mercado hispano, que es el único que está creciendo sin pausas en este país. Convertir a nuestro empresariado en una fuerza económica es el gran reto, y si hacemos nuestro trabajo bien, ese es el futuro del país”. NN