Estados Unidos recibió 74,7 millones de turistas en 2014, un 7 % más que en el año anterior y que marca un récord histórico, una tendencia que los expertos esperan que se vea afectada por la reciente apreciación del dólar de cara a 2015.
De acuerdo con los datos divulgados hoy por el Departamento de Comercio, la gran mayoría llegó a EEUU procedente de Canadá (22 millones), seguidos de México (17 millones) y Europa (13 millones).
No obstante, los analistas consideran que, pese a mantenerse como un destino atractivo turístico global, el actual fortalecimiento del dólar respecto a monedas como el yen y el euro puede suponer un freno a esta tendencia.
El dólar se encuentra actualmente en máximos históricos respecto al euro.
En marzo de 2014, el euro se cambiaba por casi 1,4 dólares mientras que ahora se cambia a 1,06 dólares, y se anticipa que pueda alcanzar la paridad en los próximos meses.
Esta apreciación se ha comenzado a notar en el gasto de los turistas, cuyo desembolso en EEUU creció un 2 % en el total de 2014 para luego elevarse solo un 1 % en último trimestre del año, y pasar a registrar un descenso del 0,7 % en enero de 2015.
Por ello, la industria espera un reverso este año, con los estadounidenses espoleados por el aumento en su poder de compra en el extranjero, lo que les puede animar a salir de viaje en mayor medida.
Ya en 2014, el número de turistas estadounidense en el extranjero subió más de un 10 %, el primer alza de dos dígitos en una década, hasta los 68 millones en total.
La mayoría viajó a México (25,4 millones, un alza de 22 % respecto al año pasado) y a Canadá (12,1 millones, un 1% más).
En el caso de Europa, fueron 11,9 millones de turistas estadounidenses, lo que supone un 4 % más que el año anterior.

EFEUSA