Washington (HINA)- El congresista Steve Scalise mejora, pero se mantiene en condición crítica, luego de recibir un disparo de un hombre armado que abrió fuego el pasado miércoles contra legisladores republicanos en una práctica de béisbol en Alexandria, Virginia.

Según partes médicos, el representante por Luisiana y el tercer republicano de mayor rango en el congreso, el disparo fracturó sus huesos  en la cadera y  daño sus órganos internos, provocandoles severo sangramiento.

Scalise fue sometido a una cirugía inmediata y recibió  transfusión de sangre. El hospital dijo en un comunicado el jueves que el congresista se sometió a cirugía adicional ese día. Su estado había mejorado, pero siguió siendo crítico.

Matt Mika, ex miembro del Congreso y director de relaciones gubernamentales de la oficina de Tyson Foods en Washington, DC, recibió dos disparos en el pecho. Su condición también fue marcada como “crítica” y más tarde cambió a “serio”.

El tirador, James T.  Hodgkinson de Belleville, Illinois,  fue abatido por la policía mientras disparaba a los congresistas armado de un rifle y un arma corta.

Aunque enfrentados en diferentes áreas políticas, los congresistas demócratas y republicanos se unieron para  celebrar el tradicional partido anual denominado Congressional Baseball Game que desde hace un siglo se celebra para generar fondos para propósitos de caridad.

En un estadio lleno y bajo medidas extremas de seguridad, miembros de ambos partidos oraron en el centro del diamante por la vida del congresista Scalie. El partido recaudó un millón de dólares, el doble del pasado año.