Si usted cree que recibió un ticket por “pasarse” la luz roja tras ser captado por una cámara y cree que fue injusto, quizás tenga toda su razón.

Según el resultado de una demanda colectiva, contra la ciudad de Chicago devolverá a 1.2 millones de residentes un total de $38.75 millones.

De acuerdo con la demanda establecida en marzo de 2015, la Ciudad violó sus propias reglas al no enviar una segunda notificación de una violación antes de que se determinara la culpabilidad, duplicando la multa por el pago tardío de los boletos antes de lo permitido.